sábado, 4 de julio de 2009

Vivir con todo el tiempo del mundo:movimiento 'slow'




La persona sabia es aquella que sabe vivir en cada instante. Así afirma Dostoyevski: el hombre es desgraciado porque no sabe que es feliz. ¡Eso es todo! Si cualquiera llega a descubrirlo, será feliz de inmediato, en ese mismo minuto, en ese mismo instante. La vida te sonreirá , si somos capaces de descubrir esa sonrisa. Todo lo que nos rodea tiene su belleza, tiene su alma. Para ello se necesita tiempo, y aprender a ver con los "ojos"de nuestro interior; entonces nacen deseos de disfrutar la vida.

No se puede tomar la vida como una carrera, no es una competencia. Es un tesoro que hay que sorber cada momento, hay que compartirlo, es un soplo de eternidad. La vida es saber disfrutar y compartir el cariño inmenso que nos rodea, cuando estamos en familia, entre amigos, en el trabajo, en el campo, cuando sopla el viento y nos acaricia la lluvia. La vida es un eterno aprendizaje del amor. Alégrate de la vida porque te da la oportunidad de amar y trabajar y jugar y mirar a las estrellas (Henry Van Dyke).

Hay que vivir sin miedo a perder, pues al que vive temiendo nunca le tendré por libre (Horacio). Hay que vivir en el aquí y en el ahora, pues?algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora (John Lennon). Si amas la vida, no malgastes el tiempo que es la tela de la vida (Benjamín Franklin). Cuando se tiene en la vida un porqué, se vive sin dificultad el cómo (F. W. Nietzsche). Cuando una persona planta árboles bajo los cuales sabe muy bien que nunca se sentará, ha empezado a descubrir el significado de la vida ( Elton Trueblood).

Cada día hay que empezar a vivirlo como si fuese el primero y el último. Cada vida ha de tener sus espacios huecos, que el ideal ha de rellenar (Julia Ward Howe).La vida es breve, hay, pues, que aprender a vivir, a aprovecharla, para no tener que morir sin haber vivido, para no morir lentamente. Muere lentamente quien no viaja,quien no lee,quien no escucha música,quien no halla encanto en sí mismo. Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar. Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos senderos, quien no cambia de rutina, no se arriesga a vestir un nuevo color no conversa con quien desconoce. Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones. Muere lentamente quien no cambia la vida cuando está insatisfecho con su trabajo, o su amor, quien no arriesga lo seguro por lo incierto para ir tras de un sueño... ¡Vive... arriesga... haz... hoy!

Nuestra sociedad estrasante, frenética, caótica..., totalmente toxica un veneno para la quietud del alma, que desvincula al ser humano de sus orígenes naturales, de su ciclo vital natural donde el tiempo se relentiza. Vivir a la velocidad de un caracol, filosofía que apuesta por un modelo lento, racional y humano de vivir. Carl Honoré, autor del libro 'Elogio de la lentitud' (RBA), es uno de los teóricos de este movimiento mundial que promueve un ritmo sosegado hasta en las actividades más cotidianas del ser humano.

El movimiento 'slow' tiene sus orígenes a finales de la década de los 80 en Italia, concretamente en Roma. La cerilla que encendió la mecha, y que dio origen a lo que desde entonces se denomina 'slow food' (comida lenta), fue la apertura de un establecimiento de comida rápida de una multinacional estadounidense en la céntrica Plaza de España. Casi una década después, en los noventa, ese combate contra la tiranía de las prisas y a favor de una cultura de la tranquilidad, llevó a un pequeño grupo de poblaciones italianas (Orvieto, Bra, Positano...) a crear el movimiento de ciudades lentas, 'Cittaslow', que pronto llegó a Gran Bretaña, Estados Unidos, Alemania, Noruega....y también a España. Entre el centenar largo de municipios lentos que conforman, de momento, dicha red internacional, siete son españoles: Pals, Begur y Palafrugell, en Girona; Bigastro, en Alicante; Rubielos de Mora, en Teruel; y Mungía y Lekeitio, en Vizcaya.



No hay comentarios:

Publicar un comentario