miércoles, 14 de octubre de 2009

AGRESOR VS. VÍCTIMA II


CÓMO ACTÚA EL AGRESOR EN EL MALTRATO PSÍQUICO Y CÓMO REACCIONA LA VÍCTIMA.

Fase : DEMOSTRAR QUE ELLA ES INFERIOR Y ÉL SUPERIOR "Cenicienta y Superman" ("Invadir el territorio enemigo solapadamente")


¿Qué pretende conseguir el agresor?

Ahora el agresor intentará por todos los medios demostrar que la percepción que ella tiene de la realidad es falsa. Niega su versión y redefine la realidad de ella, mostrándola como un ser inferior, carente de cualidades.

Conductas del agresor

La contrarresta sistemáticamente, compite con ella cuando tiene una opinión propia, niega las emociones y experiencias de ella: "No te puede gustar eso" y afirma categóricamente: "Tu problema es que no tienes sentido de humor". Empiezan las críticas destructivas, critica todo lo que hace cómo cocina, cómo cuida a sus hijos, como viste, su aspecto, etc, son críticas desequilibrantes puesto que no responden a ningún patrón lógico para la víctima. Rebaja sus logros con desdén:"¿A quién quieres impresionar?" y la descalifica y desacredita delante de otros saboteando sus conversaciones , distrayendo o burlándose de ella.
Respuesta de la víctima

Ya no se atreve a hablar, está acobardada se siente insegura de sus pensamientos y sus sentimientos, y cree que lo que va mal es ella. Intenta cambiar desconectando de los sentimientos de rabia contra él pues la hacen sentir culpable de traición, su autoestima está por los suelos. Se siente incompetente en todo lo que hace, nunca consigue la aprobación de él y no la valora en nada. Vive en constante tensión y miedo, teme que vengan otras personas porque eso va a ser motivo de descalificaciones y peleas, haga lo que haga.

Fase: IMPEDIR QUE LA VÍCTIMA RECIBA INFORMACIÓN O AYUDA DEL EXTERIOR ("Cercar al enemigo")

¿Qué pretende conseguir el agresor?

Le hace perder las amistades, descalificándolas, maldiciendo sobre ellas, lo mismo hace con su familia, cada vez la víctima comienza a visitar menos a sus familiares o éstos van menos a visitarla, en algunas ocasiones incluso provoca que pierda el empleo para poder tener un control total sobre ella. Controla todo el dinero de la casa, si ya no trabaja le dará lo justo para vivir él es el que distribuye el dinero y decide en qué se gasta y en qué no. Controla el cuerpo de la mujer, su forma de vestir, sus salidas, cuando tener relaciones sexuales, nada se consensúa todo se hace cuando él quiere o le de la gana.

Conductas del agresor

Llegado este momento ya le ha ido descalificando sistemáticamente a todos sus amigos. Se ha mostrado celoso por cualquier amigo de ella. Le ha montado broncas cada vez que ella ha salido con alguien, poco a poco y con palabrería barata va convenciéndola para que deje de trabajar para crear así una dependencia total de él, empobreciéndola más económica y socialmente o también se puede dar que la convezca para que trabaje más o busque mejores empleos no para su realización personal sino para disponer de más dinero que por supuesto controlará él y poder aparentar más. Le critica a sus padres y hermanos hasta conseguir que deje de verlos, no obstante cuando se reúne con ellos se muestra encantador y falsamente amable con la mujer.
Respuesta de la víctima

Ella se siente tan mal consigo misma que tampoco tiene ganas de que la vean así por lo que va aceptando el aislamiento. La imagen pública amable de él niega sus vivencias somatizaciones, depresiones, fobias, han hecho que ella acepte las recomendaciones de él. Se siente sola incomprendida y no espera encontrar ayuda y consuelo en su familia porque él los ha cautivad, le dirían que una mujer tiene que aguantar. Vive míseramente, se siente mal con su cuerpo, lo esconde y en la calle está atemorizada.

Fase: "DESTRUIR A LA VÍCTIMA" (La crueldad verbal aquí es extrema, se busca "destruir al enemigo")
¿Qué pretende conseguir el agresor?

Su propósito es muy claro quiere destruir a la mujer y completa inmunidad

Conductas del agresor

Desaparecen las sutilezas y ahora la insulta cruelmente y delante de los hijos, el agresor sigue negando el abuso verbal: "Yo nunca he dicho eso" y la culpa de su ira de su cólera es de ella "Te estás volviendo loca". Ella termina siendo su esclava, un robot que ejecuta órdenes

Respuesta de la víctima

Siente que ha perdido todo respeto, el de sus, hijos, el de su pareja y el suyo propio , se da cuenta de la crueldad de él y se siente muy culpable y avergonzada, opta por someterse y anticiparse a sus deseos para evitar cualquier ataque.

FUENTE: Revista de comunicación interactiva. Mujer y Salud. Dossier nº 6.

Todos estos son una serie de comportamientos deliberados del agresor destinados a destruir a la víctima. Vencer a este tipo de personajes, es prácticamente imposible. En todo caso la víctima debe analizar el problema "fríamente", dejando de lado la cuestión de culpabilidad. Para ello debe abandonar su ideal de tolerancia absoluta y reconocer que alguien a quien ama presenta un trastorno de personalidad que resulta peligroso para ella y que debe protegerse.
Una de las reglas esenciales que debemos cumplir cuando nos acosa un perverso moral, es dejar de justificarnos. Todas las cosas que hagamos o digamos se pueden volver en contra nuestra.
El perverso, tratará siempre de culpabilizarnos todavía más...

martes, 13 de octubre de 2009

AGRESOR VS. VÍCTIMA I

Para la psiquiatra y terapeuta francesa Marie-France Hirigoyen, existe la
posibilidad de destruir a alguien sólo con palabras, miradas, mentiras,
humillaciones o insinuaciones, un proceso de maltrato psicológico en el que un individuo puede conseguir hacer pedazos a otro en un proceso acción agresor, reacción víctima.

CÓMO ACTÚA EL AGRESOR EN EL MALTRATO PSÍQUICO Y CÓMO REACCIONA LA VÍCTIMA.

Fase: IMPEDIR LA COMUNICACIÓN PARA MANTENER EL MITO DE SUPERIORIDAD Y EL CONTROL ("Desinformar al enemigo")

¿Qué pretende conseguir el agresor?
No quiere ni le interesa ver el mundo de la mujer para mantenerla en un nivel inferior , tampoco muestra su propio mundo para mantenerse en un nivel superior. Niega la igualdad de decisión para no sentirse débil y evita la responsabilidad de sus actos para preservar su imagen ideal.
Al aumentar los intentos de ella para comunicarse, él aumenta la intensidad del "sabotaje", se siente acosado, vive como un peligro el "avance de ella", está decidido a negarle el poder, ha de "pararle los pies", ella se está permitiendo cuestionarle.

Conductas del agresor
Ignora lo que ella le dice, padece una especie de "Sordera selectiva" de lo que ella dice y un raro "Olvido selectivo" de lo que ha dicho él. Muestra una Adicción a sus pasiones y aficiones como el fútbol, Internet..., etc. cuando ella lo reclama. Comienza a cerrarse en banda y revela lo menos posible de sí mismo, mintiendo sin ningún reparo sobre él mismo, se niega a discutir lo que no le conviene, no se define cuando ella insiste en sus preguntas, cambiando de tema a su antojo, siempre utilizando un lenguaje confuso insinuando las cosas, niega el conflicto "No se de qué hablas", minimiza la comunicación acusándola de exagerada . No hace planes con ella, no se compromete ni se responsabiliza de la casa. La culpa de buscar pelea: "No quiero discutir" "Ya me estás atacando", "Tienes que aceptarme como soy". Estomáticamente el problema está en ella por su insensibilidad y sacar las cosas de quicio.

Respuesta de la víctima
Insiste en la comunicación, cree que él no la ha oído, piensa que es un despistado y que sus aficiones lo absorben, lo justifica pensando que es introvertido, pero en el fondo ella se sienta irritada, confusa, sola y poco apoyada. Piensa que no se explica lo suficiente e insiste intentando romper la barrera de incomunicación que él ya ha creado, cree que todo ha sido un malentendido y que si se comunica mejor, él la va a entender.
Siente que ALGO VA MAL, pero no sabe qué es, cada vez está más desorientada y triste, piensa que ella es una exagerada, descubre que él no es así con sus amigos, con su familia o compañeros de trabajo, ésto aumenta la confusión, cree que él es un "superhombre" y que debe tener razón en lo que dice, su conclusión "Tengo que cambiar de actitud". (...)


martes, 6 de octubre de 2009

Seducida por un narcisista, maltratada por un perverso

Una vez casi desintoxicada de mi ex, con la cabeza serena recuperada la cordura, comienzo a buscar información sobre los malos tratos, en particular sobre el psicológico, cuál es mi sorpresa que viendo diferentes perfiles uno me llama poderosamente la atención El Narcisita Perverso, sólo escribirlo ya da repelus, pues bien me doy cuenta que he estado casi 10 años en su tela de araña perfectamente tejida para mí. Un asesinato psicológico bien pensado, premeditado y con la intención de destruir. Siente placer en saber que su pareja, en este caso es NADIE sólo una cosa más para usar. Una constante particular no hay rastro, no hay sangre ni cadáver. El muerto esta vivo y no hay nada que lo pueda incriminar. Todo es NORMAL.

Otto Kernberg (1975) describe la persona del “perverso narcisista” como alguien muy centralizada en sí misma, con falta de empatía hacia los demás, es insensible y no sabe disfrutar de la vida. Muy envidioso y le falta profundidad emocional. No puede experimentar auténticos sentimientos de tristeza o duelo, frente al abandono, reacciona con una aparente depresión, la realidad es que siente mucho resentimiento cargado de venganza y nunca una verdadera tristeza por la persona a la que ha perdido. Su existencia está basada en “absorber” al otro ya que son estructuras vacías, por eso buscan parejas alegres, inteligentes, creativas, que aman a la vida, con fuertes valores y gran carácter. Cuando la víctima ya está “absorbida”, buscan otra y se presentan como víctimas que han sido abandonados y nunca comprendidos. Es insensible y no tiene escrúpulos éticos ni morales. No sufre, incapaz de amar, siempre está dispuesto a destruir momentos de felicidad de los que podría disfrutar con su familia, con su pareja o con sus amigos.

Cuando la víctima se da cuenta de la situación en la que se encuentra, tiende a reaccionar de dos maneras: o se somete o se separa. Si decide lo segundo, puede esperar más agresión, chantaje y presión en lo económico y siniestra manipulación con todo lo que esté a su alcance. Para la víctima, olvidar el pasado no es fácil pero tampoco imposible. La manera de poder salir de esta situación es que primero deje de lado toda la culpa que le ha sido asignada por el agresor, reconozca que la persona a la que amó tiene un trastorno de personalidad que le ha hecho mucho daño, que debe protegerse a diestra y siniestra, que no debe entrar más en el juego perverso ni creer que él va a cambiar, ni justificarse más. Es importante recibir apoyo terapéutico porque no es fácil superar tanto tiempo de sufrimiento. Rodearse de amigos, de actividades gratificantes y predisponerse para conocer nuevas personas que aumenten su autoestima y el sentimiento de que puede amar de nuevo, recuperar la alegría de vivir...