lunes, 23 de noviembre de 2009

MUJERES QUE AMAN DEMASIADO

Amar demasiado se puede convertir en una condena, en una tortura para la mujer. Un síndrome emocional que tiene un trasfondo adictivo.
Las mujeres que aman demasiado son más de las que imaginamos y sorprende descubrir su perfil que se corresponde con el de una mujer inteligente, responsable, capaz, reconocida socialmente, cuidadora de amigos y familiares... pero que vive un auténtico infierno en su pareja que puede llegar al maltrato psicológico y llevan a cuestas un enorme sufrimiento silenciado, y cohabitan con su agresor que puede llevar a una mujer a permanecer voluntariamente en una situación de malos tratos, ya sean psicológicos o físicos”.
Las mujeres con este síndrome repiten el mismo patrón de relación afectiva-destructiva, se quejan de su mala suerte con los hombres y cada relación que inician acaba en fracaso, frustración, insatisfacción, decepción y sufrimiento. Convierten el amor del hombre en la droga de la que son adictas y están dispuestas a cualquier vejación, humillación y maltrato con tal de recibir una migaja de cariño. Lo primero que tiene que saber la mujer es que ese enganche y sufrimiento es una enfermedad, tiene que identificarla y buscar ayuda.

Según la teoría de la terapeuta norteamericana R. Norwood, que fue quien ideó el llamado HYR (Síndrome de las Mujeres que Aman Demasiado en sus siglas en inglés) este síndrome está constituido por un conjunto de ideas, sentimientos y comportamientos que conforman un patrón emocional elaborado en la infancia y que se ha hecho inconsciente. Las mujeres con este patrón emocional sufren una falta de autonomía emocional derivada de su inseguridad y una enorme necesidad de ser amadas. Además es algo que afecta a todo tipo de féminas, sin distinción social, profesional o ideológica. Entre otras cosas, creen que es posible el cambio y que de ellas depende y viven en una continua ansiedad, donde el pan de cada día es el esfuerzo por entender, cambiar o lograr la atención del hombre 'elegido' y "quedan pegadas" a lo que no funciona, ni las hace felices.

Nadie se convierte en una mujer que ama demasiado por casualidad, entre otras características típicas, estas mujeres provienen de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales. Las mujeres que tienen esta clase de características emocionales se ven atraídas una y otra vez hacia hombres que son emocionalmente inaccesibles por una razón u otra y a menudo se enfrentan al dilema del buen sexo en una relación infeliz o imposible, tienen poca consideración por su integridad personal en una relación amorosa.
En Valencia la Asociación Mujeres Anónimas que Aman Demasiado, iniciativa que surgió en Ibiza allá por la década de los ochenta, tras la publicación del libro homónimo de la psicóloga norteamericana Robin Norwood, se caracteriza por defender a ultranza el anonimato de las mujeres que acuden a buscar una salida a su situación y por la gratuidad, ya que no aceptan subvenciones, también se encuentra en Ibiza, cuyos objetivos pretenden alertar a las ciudadanas de la Isla de los peligros que supone querer a otra persona cuando este concepto “significa sufrir”. Una de las principales aspiraciones de este grupo es convertirse en un medio de prevención de la violencia de género, ya que si el patrón emocional de las mujeres con este perfil emocional progresa y se dan las situaciones concretas de violencia. Pueden padecer malos tratos porque sueñan con salvar al hombre que "aman'" y justifican la ira, la crueldad, la indiferencia, la deshonestidad o la adicción de sus parejas como si fuese una "prueba de amor" . Más información en http://www.mujeresqueamandemasiado.wordpress.com/ o en los siguientes teléfonos: 639 349 714 – 608 505 258 .
Detrás de cada obsesión esta el miedo, el miedo de no ser amadas como deseamos, de que nos abandonen, de perder esa vana ilusión de pensar que ese hombre va a solucionarnos nuestros grandes problemas de la vida, que se haga cargo de nuestros miedos. Y al no lograrlo esos mismos miedos y obsesiones se vuelven tan parte de nosotras que el dar amor para recibirlo de la misma manera se convierte en la meta más grande que da sentido a nuestra existencia. Desgraciadamente si esto no da los resultados que esperamos lo único que hacemos es AMAR MAS, AMAR DEMASIADO.
(Fuente: El Mundo y El Levante, Imagen de un cuadro de Roy Lichtenstein.)

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Redes contra la violencia de género

La Asociación "María Zambrano", dentro de las actividades programas con motivo de la celebración el 25 de noviembre del día Internacional Contra la Violencia de Género, ha organizado una mesa redonda bajo el título de "Redes contra la violencia de género", será el 24 de Noviembre, martes, a las 18,30 horas en el Ateneo de Albacete (c/ Feria, 10).
Participan en este evento:
ELOÍSA MARTÍNEZ RODRÍGUEZ. Jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer de la Subdelegacion del Gobierno de Albacete.
SEILA PUÑAL LUCENDO. Delegada provincial en Albacete del Instituto de la Mujer de Castilla La Mancha.
FE SAÍZ LÓEZ. Presidenta de la Asociación María Zambrano de Apoyo a Víctimas de Malos Tratos de Albacete.
MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ HERNÁNDEZ. Creadora y Administradora del Portal Ciudad de Mujeres. com.
Desde aquí os invito a participar un saludo

jueves, 12 de noviembre de 2009

EL INTERIOR DEL MALTRATADOR

"La crueldad es la fuerza de los cobardes" (Proverbio árabe)

Analicemos ahora el otro lado: ¿y el maltratador? Resulta fácil imaginar que no deben de ser personas felices. En algunos casos son diagnosticados de trastornos de personalidad. Pero, diagnosticados o no, suelen ser personas frustradas, amargadas, fracasadas, insatisfechas e inseguras, vacías, con baja autoestima, no saben pactar, escuchar ni llegar a acuerdos, y a menudo emplean el chantaje o la amenaza para lograr lo que pretenden. Justamente por esta característica, su inseguridad, necesitan exprimir el amor de su pareja; no esperan amor, lo exigen, necesitan que sea total y exclusivamente suya, porque ese amor es una de las pocas cosas que les pueden hacer creer que son personas dignas. El hecho de que se vean mal a sí mismos, de sentirse inferiores, explica la necesidad de humillar al otro con el fin de empequeñecerlo al máximo para sentirse superiores.

Los maltratadores desconfían, y por mucho que sus parejas se sacrifiquen, aguanten, perdonen, no se sienten merecedores de su amor. No pueden creer realmente ser queridos, porque en el fondo la imagen que tienen de ellos mismos es deplorable.

Para terminar este cuento indio

Un viejo cacique de una tribu estaba charlando con sus nietos, acerca de la vida. Él les dijo: Una gran pelea está ocurriendo dentro de mi … es entre dos lobos.Uno de los lobos es … el resentimiento, la inferioridad, el miedo, la maldad, la avaricia, la mentira, el egoísmo, la envidia, el rencor, la culpa, el dolor, la ira. El otro lobo, es … la paz, el amor, la bondad, la alegría, la gratitud, la sencillez, la esperanza, la serenidad, la humildad, la compasión, la sinceridad, la misericordia, la generosidad. Y después agregó:“Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes y dentro … de todos los seres de la Tierra.”Los niños pensaron por unos instantes y uno de ellos preguntó a su abuelo:- “¿Y cuál de los lobos crees que ganará?”El viejo cacique respondió simplemente…- “El que alimentes”…

martes, 10 de noviembre de 2009

UNA REALIDAD OCULTA, MALOS TRATOS Y DISCAPACIDAD

Casi a diario escuchamos o leemos noticias sobre discriminación, malos tratos, violencia de género, en suma, ejercida sobre las mujeres, pero poco se nombra la que sufren en silencio miles de mujeres con discapacidad.

Antes de seguir y para ceñirme a la realidad quisiera mostrar mi solidarización con los hombres afectados por discapacidades que también son víctimas de malos tratos, pero que sufren la discriminación de que sus casos de maltratos físicos y psicológicos no sean tan denunciados ni publicados.

Si eres una mujer con discapacidad, puedes tener el doble de riesgo de sufrir malos tratos. Rechazo social a tu minusvalía, oposición social a tu derecho a ser madre, menor cualificación profesional, falta de estudios básicos, abuso físico y sexual. Son actos violentos que vulneran o dañan tus derechos como persona.

TU DISCAPACIDAD TE HACE MÁS VULNERABLE POR:
  1. Ser menos capaz de defenderte físicamente.
  2. Tener mayores dificultades para expresar los malos tratos, debido a problemas de comunicación.
  3. Dificultades de acceso a los puntos de información (barreras arquitectónicas, de comunicación…)
  4. Autoestima más baja y menosprecio a tu propia imagen.
  5. Conflicto entre los papeles tradicionales de estos mismos en la mujer con discapacidad.
  6. Mayor dependencia de la asistencia y cuidados de otros.
  7. Miedo a denunciar el abuso por temor a perder los vínculos afectivos y los cuidados.
  8. Menor credibilidad al denunciar.
  9. Pero sobre todo el PREJUICIO SOCIAL hacia la DISCAPACIDAD

Los tipos de malos tratos añadidos que pueden sufrir las mujeres afectadas por una discapacidad se dividen en :


VIOLENCIA ACTIVA
ABUSO FÍSICO: administración de medicinas sin necesitarlas y decirle por dónde se tiene que mover, cuándo y con quién
ABUSO EMOCIONAL: insultarle, criticarle, ridiculizar su cuerpo o sus capacidades y sobreprotección
ABUSO SEXUAL: violaciones y abusos sexuales

VIOLENCIA PASIVA
ABUSO ECONÓMICO: emplear su discapacidad para la mendicidad y abusar de su dinero y bienes
ABANDONO FÍSICO: descuidar su alimentación, abandono en su atención personal, abandono en su higiene, falta de supervisión, avergonzarse de su discapacidad
ABANDONO EMOCIONAL: no valorar su opinión, avergonzarse de su existencia e ignorarle

Esta invisibilidad ha provocado que toda una generación de mujeres que ahora tienen más de 30 ó 40 años haya crecido sumergida en una serie de condicionantes que ha marcado su existencia, soportando niveles de presión social, familiar e institucional de tal magnitud difícilmente soportables y que serían objeto de denuncia si recayera sobre otro individuo. Las distintas formas y ámbitos en los que padece la discriminación las mujeres con discapacidad.
En cuanto a violencia y abuso, Marita Iglesias, experta en Mujer y Discapacidad de la AIES, en su artículo «Mujeres y discapacidad: la doble discriminación» escribe: “Ser una mujer con discapacidad tiene un significado: experimentar continuas discriminaciones, violaciones de los derechos humanos, exclusión de los entornos de vida, etc. Las violaciones físicas y psicológicas, sufridas y raramente expresadas, fuerzan a esas mujeres a recluirse en ellas mismas no reconociéndose como individuos. Son receptoras de mayor número de abusos que las personas sin discapacidad (en una ratio de dos a cinco veces más) y raramente se denuncia. ¿Por qué?

Estas son algunas de las razones (“Informe sobre Violencia y Mujer con Discapacidad”, Proyecto METIS, Asoc. IES, 1998)

- Variación en la definición del concepto de maltrato.
- Dificultad para reconocer como señales de maltrato circunstancias que se asocian de forma “natural” a la condición de mujer con discapacidad.
- Dificultad para identificar como malos tratos algunas de las situaciones que se definen como abandono físico o maltrato emocional.
- La falta de credibilidad que se otorga a una mujer que tiene problemas de comunicación o mentales.
- Dificultad “moral” de la sociedad en reconocer que una mujer con discapacidad haya podido ser objeto de violencia o abuso.
- Divergencias metodológicas a la hora de analizar las causas y consecuencias de la violencia sobre mujeres con discapacidad.

Todas estas circunstancias van creando seres con un nivel muy bajo de autoestima, sin identidad frente a estereotipos creados para las mujeres y a los que aquellas afectadas por una discapacidad es difícil que puedan ajustarse.

El género es el factor más influye para crear este silencio alrededor de la posición de las mujeres con discapacidad, a la vez que género y discapacidad vienen a convertirse en sinónimo de dependencia, la cual encierra a estas personas en un círculo del que resulta bien difícil salir.
“Ellas, las más discriminadas, tienen que preparar el camino para la consecución de los valores éticos universales que representan la gran oportunidad y el gran cambio de nuestro siglo. Tienen que asegurarse de que la diversidad esencial de la humanidad sea respetada y confirmada.”

Malos tratos y discapacidad, un tema que está saliendo poco a poco a la luz pública pero del que todavía queda mucho trabajo por hacer y mucho que decir e investigar.

Mujeres con o sin discapacidad debemos luchar y trabajar conjuntamente concienciando a toda la sociedad de que nadie está libre de este monstruo atroz que es el de los malos tratos no sólo porque muchas mujeres con discapacidad lo son por el mal trato recibido de sus parejas, sino porque perseguimos los mismos objetivos.


Fuente: documento, LA VIOLENCIA DOMÉSTICA E INSTITUCIONAL HACIA PERSONAS CON ALGÚN TIPO DE DISCAPACIDAD, elaborado por: MAR DALMAU CASELLES y CÈSAR GIMENO i NEBOT.

domingo, 8 de noviembre de 2009

LAS ESTRATEGIAS DEL MANIPULADOR

El manipulador utiliza por lo general dos tácticas principales: aislar a su pareja y menospreciar todo lo que hace, piensa o siente. Normalmente, nuestra autoestima se alimenta de nuestro autoquerer, de cómo nos va en el trabajo, de nuestras aficiones, gustos, nuestras ilusiones y logros ... Sin embargo, si el maltratador logra aislar a su pareja, su autoestima sólo se puede sostener sobre él, y teniendo en cuenta que todos sus actos consisten en humillarla, es lógico que la persona maltratada acabe con la autoestima muy deteriorada y por los suelos. Lo más triste es que, al sentirse tan inútil e insignificante, termine por creer que se merece esos malos tratos. Del sentimiento de inutilidad nace la dependencia hacia el maltratador. Así, la persona maltratada queda atrapada dentro de un horror un laberinto un círculo vicioso del que se siente incapaz de salir. Su gran dependencia junto con una autoestima gastada, convierte la liberación en algo muy difícil.

En general, para disfrutar de una vida sana psicológicamente es indispensable cuidar diferentes aspectos que nos enriquezcan: las relaciones con nuestros amigos y familia, nuestras aficiones, nuestro trabajo... En el caso de las mujeres maltratadas, enriquecerse de todos estos aspectos es más crucial porque éstos constituirán el único lazo con la vida que podrá mantener independientemente del manipulador y la única vía que podrá permitir que el agresor termine por dominarla totalmente.

Pero no todos los casos son iguales, a veces la técnica de aislamiento no funciona o no logra incomunicar a su pareja. Incluso en estas ocasiones podemos encontrar mujeres que, a pesar de tener una vida rica, siguen con el maltratador. Es probable que no se dé cuenta de la situación en la que se encuentra por cómo racionaliza la actitud y los actos de su pareja. Siempre proyectamos en los otros parte de nosotros mismos; por eso, si queremos a nuestra pareja, podemos interpretar que su comportamiento es por auténtico amor. El amor es ciego precisamente por eso, porque no vemos al otro, sino lo que proyectamos sobre él. Debido a esas racionalizaciones, la persona puede aguantar muchas cosas y los que la rodean pueden no darse cuenta de nada.

Nuestros valores están empapados de la idea de amor romántico: lo bueno es dar todo por la persona que amamos, sacrificarnos por ella, perdonarlo todo, ponernos en segundo plano. Estos valores anclados en nuestro inconsciente, son también culpables de lo que podemos llegar a aguantar.

El maltratador posee una tercera arma poderosa: la doble cara. Una para con los demás y otra para su pareja. Con otras personas puede ser educado, amable, simpático..., esto hace imposible intuir el trato hacia su pareja. La doble cara la puede mostrar incluso dentro de la propia pareja: a veces, después de una gran humillación, se puede llegar a derretir en llantos suplicando el perdón. ¿Se trata de lobos disfrazados de corderos? O, en realidad ¿ Son corderos disfrazados de lobos? Las emociones suelen ser ambivalentes, y, por tanto, su comportamiento puede ser tan sincero cundo atacan como cuando piden perdón. Estos periodos de arrepentimiento también facilitan que las agredidas sigan pensando que hay esperanza en su relación. Es usual que sientan pena por su pareja e intenten ayudarla con el anhelo de que se recuperen y vuelvan a ser felices.
(Fuente : El País semanal)

jueves, 5 de noviembre de 2009

INICIATIVA MALTRATO ZERO



Una iniciativa que anima a todos los jóvenes y no tan jóvenes de 22 países latinoamericanos y España a unirse y expresarse abiertamente su total rechazo a cualquier tipo de violencia. El reto es convertir el movimiento en una plataforma movilizadora que nos unirá a todos en un único objetivo: parar el maltrato.
Cualquier persona puede unirse a esta iniciativa desde su país de origen a través de la página web, es necesario rellenar un formulario y subir una foto, una vez validada la foto se remite el cartel de la campaña con su foto y el lema publicitario que corresponda según si se es mujer u hombre, de la misma al pie. Yo ya lo he hecho y tú ¿Te unes?.