lunes, 23 de noviembre de 2009

MUJERES QUE AMAN DEMASIADO

Amar demasiado se puede convertir en una condena, en una tortura para la mujer. Un síndrome emocional que tiene un trasfondo adictivo.
Las mujeres que aman demasiado son más de las que imaginamos y sorprende descubrir su perfil que se corresponde con el de una mujer inteligente, responsable, capaz, reconocida socialmente, cuidadora de amigos y familiares... pero que vive un auténtico infierno en su pareja que puede llegar al maltrato psicológico y llevan a cuestas un enorme sufrimiento silenciado, y cohabitan con su agresor que puede llevar a una mujer a permanecer voluntariamente en una situación de malos tratos, ya sean psicológicos o físicos”.
Las mujeres con este síndrome repiten el mismo patrón de relación afectiva-destructiva, se quejan de su mala suerte con los hombres y cada relación que inician acaba en fracaso, frustración, insatisfacción, decepción y sufrimiento. Convierten el amor del hombre en la droga de la que son adictas y están dispuestas a cualquier vejación, humillación y maltrato con tal de recibir una migaja de cariño. Lo primero que tiene que saber la mujer es que ese enganche y sufrimiento es una enfermedad, tiene que identificarla y buscar ayuda.

Según la teoría de la terapeuta norteamericana R. Norwood, que fue quien ideó el llamado HYR (Síndrome de las Mujeres que Aman Demasiado en sus siglas en inglés) este síndrome está constituido por un conjunto de ideas, sentimientos y comportamientos que conforman un patrón emocional elaborado en la infancia y que se ha hecho inconsciente. Las mujeres con este patrón emocional sufren una falta de autonomía emocional derivada de su inseguridad y una enorme necesidad de ser amadas. Además es algo que afecta a todo tipo de féminas, sin distinción social, profesional o ideológica. Entre otras cosas, creen que es posible el cambio y que de ellas depende y viven en una continua ansiedad, donde el pan de cada día es el esfuerzo por entender, cambiar o lograr la atención del hombre 'elegido' y "quedan pegadas" a lo que no funciona, ni las hace felices.

Nadie se convierte en una mujer que ama demasiado por casualidad, entre otras características típicas, estas mujeres provienen de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales. Las mujeres que tienen esta clase de características emocionales se ven atraídas una y otra vez hacia hombres que son emocionalmente inaccesibles por una razón u otra y a menudo se enfrentan al dilema del buen sexo en una relación infeliz o imposible, tienen poca consideración por su integridad personal en una relación amorosa.
En Valencia la Asociación Mujeres Anónimas que Aman Demasiado, iniciativa que surgió en Ibiza allá por la década de los ochenta, tras la publicación del libro homónimo de la psicóloga norteamericana Robin Norwood, se caracteriza por defender a ultranza el anonimato de las mujeres que acuden a buscar una salida a su situación y por la gratuidad, ya que no aceptan subvenciones, también se encuentra en Ibiza, cuyos objetivos pretenden alertar a las ciudadanas de la Isla de los peligros que supone querer a otra persona cuando este concepto “significa sufrir”. Una de las principales aspiraciones de este grupo es convertirse en un medio de prevención de la violencia de género, ya que si el patrón emocional de las mujeres con este perfil emocional progresa y se dan las situaciones concretas de violencia. Pueden padecer malos tratos porque sueñan con salvar al hombre que "aman'" y justifican la ira, la crueldad, la indiferencia, la deshonestidad o la adicción de sus parejas como si fuese una "prueba de amor" . Más información en http://www.mujeresqueamandemasiado.wordpress.com/ o en los siguientes teléfonos: 639 349 714 – 608 505 258 .
Detrás de cada obsesión esta el miedo, el miedo de no ser amadas como deseamos, de que nos abandonen, de perder esa vana ilusión de pensar que ese hombre va a solucionarnos nuestros grandes problemas de la vida, que se haga cargo de nuestros miedos. Y al no lograrlo esos mismos miedos y obsesiones se vuelven tan parte de nosotras que el dar amor para recibirlo de la misma manera se convierte en la meta más grande que da sentido a nuestra existencia. Desgraciadamente si esto no da los resultados que esperamos lo único que hacemos es AMAR MAS, AMAR DEMASIADO.
(Fuente: El Mundo y El Levante, Imagen de un cuadro de Roy Lichtenstein.)

2 comentarios:

  1. Hola Loli!!
    Soy la secretaria de la Asociación Mujeres Anónimas que Aman Demasiado. Enhorabuena por tu blog pues sin duda está haciendo bien a muchas personas, y en especial a la mujer!
    Como ya sabrás, nuestra asociación tiene sede en Ibiza pero nuestro marco de actuación se extiende a todo el territorio nacional (incluso internacional!)
    Desde la asociación, nos gustaría muchísimo poder contactar contigo para, entre otras cosas, agradecerte la publicación en tu blog de este artículo que salió en la prensa valenciana hace unos meses ofreciendo información sobre nuestra asociación.
    Desde entonces, nuestro blog recibe numerosas visitas de "la cara oculta del maltrato".
    Ante la imposibilidad de contactar contigo de una manera más personal y directa, nos alegraría muchísimo que te pusieras en contacto con nuestra asociación por e-mail o por teléfono. En el apartado ¿cómo contactar? de nuestro blog hallarás la opción que te resulte más cómoda.
    Un saludo desde Ibiza!

    ResponderEliminar
  2. Hola, acabo de terminar de leer el libro las mujeres que aman demasiado... la verdad aún me encuentro en un estado de shock.
    Mi pareja tiene una personalidad narcisista severa, también me acabo de enterar de eso.
    La verdad la violencia sicologica que he sufrido es demasiada, trato de alejarme de el, pero me siento tan sola, me escondi del mundo hace tiempo ya, llevo dos años asi , nose como he podido vivir asi.
    El es verdaderamente una persona muy cruel y muy hábil a la vez, no entiendo porque me ha hecho tanto daño y tengo mucho miedo de lo que yo misma pueda hacer conmigo, necesito ayuda , no tengo amigas y no puedo contar con mi familia para esto

    ResponderEliminar