domingo, 21 de noviembre de 2010

Yo te insulto, tu me insulta el nos insulta...

Una amiga me remitió a mi correo de facebook la siguiente información.

"El Periodista digital, medio online dirigido por Alfonso Rojo dio cabida desde el mes de julio pasado en uno de sus foros, a mensajes injuriosos dirigidos a la portavoz del gobierno de CLM, Isabel Rodríguez.

Uno de ellos, firmado por alias “Cuidadín” se expresaba en estos términos

"Esta tía es totalmente violable. Pero no por lo buena que está, que da asco la cerda, sino por hacerla daño y mucho. Pero cuidado, que esta es de las que las violan y disfrutan como una puerca de cochiquera de tercera. Hay que esforzarse en que sangre y le duela y que no le guste nada".

Pese a que Periodista digital fue requerido mediante burofax por la Junta de Comunidades de CLM para que "con carácter inmediato" dejara de almacenar o impidiera el acceso a cualquier tipo de "contenido injurioso e incitador de la violencia" contra la portavoz del Ejecutivo, en septiembre, cuando la Fiscalía de Toledo abrió diligencias, estos mensajes aún podían leerse en dicho medio.

Algo de tal gravedad por lo que supone de incitación a la violencia contra las mujeres, es respondido por la portavoz del PP en CLM, Ana Guarinos, como que dichos insultos no deben “sorprender a Isabel Rodríguez si es ella la que ha estado principalmente con estos insultos” y que, “en muchas ocasiones las Cortes, el Gobierno y la propia portavoz, a través de su compañero sentimental, ha promovido actividades en las que se ponía verde a la señora Cospedal”, equiparando los excesos verbales a los que, desgraciadamente, asistimos cotidianamente en el juego político con una incitación a la violencia machista."

Después de leerlo, creo que este tipo de hechos tienen la clara intencionalidad de humillar, descalificar, quebrar la libertad de las mujeres, una bofetada más a la dignidad de la mujer y seguir perpetuando los valores machista que tantas muertes de mujeres está provocando e impiden la igualdad entre hombres y mujeres, para nada existe una intencionalidad de cortarlos, arrojándonos la escoria unos a otros tenemos bastante y acusando " tú lo has dicho antes" lo justificamos y uno se queda más ancho que largo.
Por ello he decidido participar con mi firma, publicarlo e invitarles a participar si al igual que a mí les indignan estos contenidos bochornosos.
http//actuable.es/peticiones/pide-maria-dolores-cospedal-obligue-ana-guarinos

domingo, 14 de noviembre de 2010

¿Cómo pueden seguir con su vida con normalidad y maltratar?

Una pregunta que quizás nos la hemos hecho muchas personas, maltratadas o no, ¿Cómo es posible que una persona maltrate a otra y siga su vida como si no hubiese pasado nada? Una de las respuesta que se me ocurren es mediante la NEGACIÓN del hecho en sí. Niegan su comportamiento, son incapaces de reconocer que hacen algo incorrecto o malo. Cuando el maltratador es un hombre para él significa desempeñar su papel, el papel que le correspondo como hombre "como debe ser".

Esta mentira la mantiene ante sí mismos y ante los demás, convirtiéndose en el mecanismo que les permite mirarse al espejo todas las mañanas sin sentir remordimientos ni culpa.

La forma mediante la cual consiguen la negación, es a través de la minimización, la racionalización y la justificación de sus hecho. Se dan una explicación de lo que está ocurriendo según sus propios esquemas de pensamiento, ampliando cada vez más los límites de su conducta, de tal forma que llegan a un punto que hagan lo que hagan, por muy horrible que sea, les parece totalmente normal. Hasta que este autoengaño no finaliza, el ciclo de la violencia continuará siendo cada vez más grave. Minimizando el daño para distanciarse del daño causado, se convence de que el hecho no es tan grave "yo no le pegué, sólo la empujé", así no sólo elude su responsabilidad sino que además se permiten el lujo de culpabilizar a la víctima de exagerar la agresión.

El maltrato psicológico es muy fácil de minimizar. Justificando, consiguen explicar por qué hicieron lo que hicieron "no pretendía matarla, pero tuve que amenazarla para que dejara de chillar", "me hizo llegar al límite, me sacó de quicio y perdí el control"...

Si admitieran que su conducta es mala, tendrían que admitir que son malos, ya que todos solemos indentificarnos con nuestra conducta. Por tanto, justificar es una forma natural de supevivencia psicológica. La negación es un truco de supervivencia que permite al agresor vivir consigo mismo engañándose y engañando a los demás, por eso no es extraño que este tipo de agresores, fuera del contexto familiar, en público, puedan resultar encantadores, amables e incluso cariñosas..., engañando a propios y extraños o incluso a jueces. La persona violenta tiene ideas cerradas: cree que su mujer, marido e hijos son de su propiedad y con sus "propiedades" puede hacer lo que quiere, percibe la conducta de su pareja como provocadora, le resulta muy difícil el observarse a sí mismo, confunden los sentimientos de ira y miedo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Tipos de Vampiros Emocionales: Paranóicos

PARANOICOS: "Ven cosas que otros no ven"
Subtipos:
  • Visionarios
  • Monstruos de ojos verdes
Su objetivo es conocer la VERDAD y desterrar toda ambigüedad de sus vidas. Estos Vampiros miran debajo de la superficie de las cosas en busca de significados ocultos y realidades más profundas. Los Paranoicos creen lo que dicen, Si tenemos algo que ocultar, lo encontrará. la única protección es manifestar la verdad clara y sin adornos. Pueden rasgar un corazón y romperlo en pedazos, sobre todo cuando pertenece a alguien cercano a ellos, cuyo único crimen es ser humano. Muy raramente perdonan. Nos protegerán, mimarán y hasta pueden iluminar nuestras vidas. Todo lo que desean a cambio, es una lealtad absoluta. Sin regateos; con ellos es todo o nada. Para algunas personas son lo mejor de su vida. Para otras no conducen a nada. Cuando la gente se acopla, ellos son felices, amorosos y generoso. La existencia paranoica es una traición imaginada detrás de otra. Si perciben traición, atacarán con tanta rigidez que nunca sabremos qué nos dio y porqué.
  • Visionarios: no debemos dejar que la fuerza de su convicción para persuadir pueda ignorar los hechos. Buena parte de las ideas que se oyen a diario son producto del pensamiento paranoico. Algunas IDEAS paranoicas son novedosas, útiles y rentables. El truco es saber la diferencia.
  • Monstruos de ojos verdes: la LEALTAD lo es todo para ellos, tan importante que simplemente no pueden aceptarla sobre la base de la fe. la hurgan, pinchan y a menudo la cuestiona a muerte. Dan lugar a los celos paranoicos.
Cuando las rabietas de los paranoicos comienzan, por lo general duran toda la noche: lágrimas, explicaciones, sermones, razonamientos enmarañados, preguntas celosas, angustias exhibicionistas...

DEFENDERSE DE LOS VAMPIROS EMOCIONALES

Nosotros, no los vampiros tienen el control, pretenden convencernos que no existen otras opciones más que someternos a ellos.

RECORDAR: siempre existen otras opciones alternativas diferentes, incluso marchándonos, alejarnos de ellos. Su fuerza proviene de la conexión de la unión entre nosotros y ellos, utilizarán toda su palabrería, argumentos, razonamientos para confundirnos, para alejarnos de las persona en quien confiamos y que verdaderamente nos quieren, nos convencerán o lo intentarán de que cambiemos nuestras normas y valores porque no son los adecuados, son erróneos y nos dan problemas innecesarios.

RECORDAD: debemos guardar herméticamente nuestros valores y seguir creyendo en nuestros viejos amigos. Tener seguridad significa enfrentarnos a nuestros miedos, los Vampiros utilizan el miedo y la confusión para controlarnos. No huyamos asustados, demos la vuelta cuando tratemos con Vampiros, la elección que parece más aterradora es normalmente la correcta.

Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Bernstein

domingo, 17 de octubre de 2010

Tipos de Vampiros Emocionales: Obsesivos-Compulsivos

OBSESIVOS-COMPULSIVOS: " Donde el bien y el mal se encuentran"Subtipos:
  • Perfeccionistas
  • Puritanos
Los Obsesivos-Compulsivos son adictos a la SEGURIDAD, creen que pueden conseguir mediante una atención escrupulosa, al detalle y al control completo sobre "todo". No disfrutan haciendo daño a los demás, pero lo harán si nuestros actos amenazan su sentido del control. No es su intención vengarse, pero se siente impelidos a manifestar su opinión. Están obsesionados por el control. parecen muy suaves, nos cautivan con sus habilidades y credibilidad, sólo cuando cometemos un error nos damos cuenta de lo viciosos que pueden llegar a ser. Nos consumen la negarnos su aprobación, sustituyéndola por pequeñas críticas y comentarios fuera de lugar acerca de nuestros errores. No importa lo duro que trabajemos o cuidado en seguir las regla, no será suficiente, nunca es suficiente. Llevan consigo una gran cantidad de resentimiento. Tratarán de convencernos de justificarnos que su furia es loable, ya que está al servicio de la bondad. Cuidado que no nos engañen, bajo todo ello los Obsesivos-Compulsivos son abusones.
  • Los Perfeccionistas: Tratan de CONTROLAR todas nuestras acciones, lo que hacemos y cómo lo hacemos. El perfeccionismo es un vicio enmascarado de virtud. Ellos no tienen ni idea del dolor que supone para la gente que los rodea. No es que no se preocupen pro lo que sentimos, simplemente se distraen tras los pequeños detalles. Nunca hacen las cosas de forma espontánea, excepto quizás percatarse de las faltas. Los Perfeccionistas normalmente cumplen las reglas, les guste o no. Son fáciles de reconocer. No pasa mucho tiempo sin sentirse ofendidos por algo.
  • Los Puritanos: tratan de CONTROLAR nuestra alma. Pretenden hacer el mundo seguro a través de la verdad, la justicia y el amor y utilizan la censura, el castigo y la crueldad. Son una mezcla de contradicciones. Convierten nuestra vida en un infierno con la intención de llevarnos al cielo. ¿Porqué los puritanos son tan mezquinos? Por que no comprenden que la virtud es una única recompensa. esperan que algún poder superior enaltezca a los santos castigue a los pecadores. Creen en los castigos y en la censura, no entienden que el castigo es una estrategia terrible para mejorar el comportamiento de los demás. Se reconocen porque se nos acercarán y nos dirán que lo que estamos haciendo está mal.
Tanto los perfeccionistas como los Puritanos disfrutan en secreto cuando causan pesar, porque creen rotundamente que lo que hacen es por nuestro propio bien. Sus rabietas son sutiles: suspiros y bufidos desdeñosos. las únicas armas que tienen estos vampiros son los ataques verbales contra la percepción de nosotros mismos como personas morales y afectivas. Recordemos que las palabras sólo son palabras.

Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Bernstein

jueves, 14 de octubre de 2010

Tipos de Vampiros Emocionales: Narcisistas

NARCISISTAS "Egos grandes, todo lo demás pequeño"
Subtipos:

Leyendas

  • Superestrellas
Lo que quieren los Vampiros Narcisistas es vivir sus fantasías GRANDIOSAS de ser las personas más inteligentes, con más talento y las mejores del mundo. No radica tanto en que se consideren a sí mismos como mejores que otros, sino que no piensan nada en los demás. Sin importar lo que digan, rara vez, hacen algo que no sea por motivos egoístas.
  • Leyendas: los narcisistas que no pueden convertir sus grandiosos éxitos en realidad, pueden convertir su realidad en sueño. Llegan a ser leyendas ante sus propios ojos. Pueden confundir entre lo que no les gusta y lo que no es importante. Cran REALIDADES ALTERNATIVAS que apartan a la gente poderosa y atraen a los débiles. Son desconsiderados hasta la saciedad. Son famosos por comenzar proyectos que nunca terminan, porque nunca completan las partes difíciles. La causa por la que no triunfan es porque no pueden hacer cosas que no quieren. Han desarrollado una forma de explosión emocional manipudaladora completamente suya. Llámese rabieta de culpabilidad. Cuando notan que están en un gran apuro, pueden prorrumpir en un torrente de autoreproche.
  • Los Superestrellas: Creen en lo más profundo de su alma que son las personas MAS IMPORTANTES de la tierra. Si osáramos decirles que no son tan grandes como se creen ya podemos salir corriendo de su lado porque nos destruirán. Estos narcisistas saben como trabajar y como vender. Cada uno de ellos tiene una colección de trofeos. El lugar más peligroso donde podemos estar es entre un narcisista y su trofeo. Los Superestrella aman los juguetes caros. Ellos van a conseguir lo que quieren tanto si formamos parte de ello como si no. Suelen ser más respetados que queridos. No entrar en su mundo a menos que sepáis salir de él. Cuando alguien les hace la vida difícil, los Superestrellas tienen rabietas como los demás Vampiros. Castigan con severidad los pequeños fallos. No hay que hacer caso omiso a sus rabietas: destruyen la moral .

Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Bernstein

miércoles, 13 de octubre de 2010

Tipos de Vampiros Emocionales: Histriónicos

HISTRIÓNICOS: "El mundo del Espectáculo"
Subtipos:
  • Actorcetes
  • Pasivo-Agresivos
Los Vampiros Histriónicos viven para conseguir atención y aprobación. Histriónico significa TEATRAL. Todo lo que vemos de estos sujetos no es más que un espectáculo y bajo ningún concepto es lo que recibiremos de ellos. Son expertos en ocultar sus propias motivaciones, creen que jamás hacen algo inaceptable, como cometer errores o albergar malos pensamientos hacia los demás, sólo son personas agradables que quieren ayudar. Si cuestionamos este aspecto, lo más probable es que suframos mucho.

Es asombroso el daño que pueden causar las personas agradables, lo que debemos entender es que su conducta va más dirigida a engañarse a sí mismos que a engañarnos a nosotros.

  • Los Actorcetes: harán cualquier cosa por llamar la ATENCIÓN. Tratan de conseguir la máxima atención posible y poco les importa que sea positiva o negativa. Hacer que se fijen en uno es un deporte competitivo y los Vampiros Actorcetes son los verdaderos profesionales. Algunos han descubierto que si son lo bastante descarados pueden obtener el doble de atención, tanto de la gente que los odia como de aquellos que los adora. Si los criticamos y olvidamos los halagos que creen merecer sufriremos sus pataletas. Emplean los exabruptos tanto como arma y amenaza. Sin embargo las lágrimas son su especialidad.
  • Los Pasivo-Agresivos: anhelan la APROBACIÓN. Siempre están haciendo lo que se supone deben hacer, pensando lo que se supone tienen que pensar y sintiendo lo que se supone deben sentir. Puede que se pregunten cómo unas personas tan agradables pueden crear problemas a alguien. La respuesta es sencilla: lo que no sepan no puede hacernos daño. Se han creado un papel para sí mismos, en sus mentes son buenos niños, ansiosos por complacer y siempre dispuestos a hacer más de lo les corresponde. Sencillamente no ven nada en sí mismos que consideren inapropiado o que no se pueda amar. Eso es lo que los hace peligrosos. Sufren rabietas apasionadas, cuando están molestos lo demuestran poniéndose enfermos, malinterpretando nuestras instrucciones o hablado de nosotros con otra persona. Si nos enfadamos nos reconsideraran abusadores justificando así, adoptar represalias contra nosotros.
Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Bernstein

lunes, 11 de octubre de 2010

Tipos de Vampiros Emocionales: Antisociales

ANTISOCIALES: "Truhanes Adorables"
Subtipos:
  • Intrépidos

  • Engañosos

  • Bravucones

Los Vampiros Antisociales son adictos a las EXCITACIÓN. Lo único que buscan en la vida es pasarlo bien, un poco de acción y una gratificación inmediata de todos sus deseos. Los aceptamos con facilidad y rapidez y con igual rapidez quedamos cautivados por ellos. Aparte de la diversión momentánea, poco más tiene que dar.

  • Intrépidos: son fantásticos para detectar a personas a las que les vendría bien un poco de DIVERSIÓN, en particular, la que se rebela contra la autoridad. llevan a la práctica la "fantasía adolescente". Las pataletas de los intrépidos, varían de la ira encendida ala fría indiferencia.
  • Los engañosos (vendedores de motos rotas): no se dedican a mentir por amor al arte, sino que desean tanto las cosas que quieren, que no les importa MENTIR para obtenerlas. Para sus presas la distinción carece de importancia. Vosotros lo tenéis, ellos lo quieren y mentirán, engañarán o robarán para conseguirlo. Por lo general son demasiado astutos para exhibir pataletas grandes y ruidosas. Eso no significa que no hagan comentarios hirientes, con la intención de hacernos daño. A veces recurrirán al arte de fingir que están airados.
  • Los Bravucones: están enganchados a la emoción, la droga de su elección es la FURIA. La ira los transporta a una realidad alternativa simple y violenta, en la que sobrevive el más fuerte. En sus mentes, los fuertes son ellos, les gusta el poder, pero no lo entienden. Ninguna cantidad de poder real puede compararse a la emoción que sienten con la confrontación y el dulce olor del miedo. Los vampiro Bravucones esperan que tratemos sus rabietas como si fueran amenazas mortales. Haremos lo inesperado. Ninguno merecemos que se nos grite. Lo mejor es largarse, dejarlos con su mala baba en la boca.
Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Bernstein

domingo, 10 de octubre de 2010

Reglas en las que se basan los Vampiros Emocionales

Los Vampiros emocionales, se rigen por sus propias reglas, no son justas pero sí muy consistentes.

"Mis necesidades son más importantes que las tuyas, las vuestras". Operan con el egoísmo de los depredadores, si nuestras necesidades coinciden con las de ellos, los Vampiros Emocionales pueden ser entusiastas, compañeros cariñosos..., en general podemos disfrutar de buena compañía junto a ellos. Pero todo cambia cuando nuestras necesidades entran en conflicto con las suyas, ahí es cuando sacan los colmillos y no dudan en morder, fastidiar, complicarte o joderte la vida con tal de conseguir lo que quieren.

"Las reglas se aplican a otras personas, no a mí". Creen que tienen derecho a sacar ventaja de no regirse por las reglas que seguimos los demás. Se saltan los turnos, no esperan en las colas, estafan, engañan, se creen por encima del bien y del mal...

"No es mi culpa, JAMÁS". Los Vampiros Emocinales, jamás cometen errores, nunca se equivocan y sus motivos siempre son puros, son las otras personas las que se aprovechan de ellos de forma injusta. Los Vampiros Emocionales no asumen la responsabilidad de sus propios actos, de su conducta, en especial cuando conduce a consecuencias negativas.

"Lo quiero ahora". Los Vampiros no esperan. Si nos interponemos en su camino o intentamos retrasar su gratificación nos encararán con gruñidos, nos reprocharán, nos maldeciran... y todo los que se les ocurra.

"Si no me salgo con la mía, me da una rabieta". Cuando no se salen con la suya, son capaces de crear una imponente serie de desdichas para las personas que len han negado algo. Son explosiones emocionale, manipuladoras. Muchas de las cosas irritantes que hacen cobran sentido cuando se las considera rabietas...


Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Nernstein

martes, 28 de septiembre de 2010

"Vampiros emocionales"

Vampiros o vampiras emocionales, devoradores de energía, chupa almas..., da igual como les llamemos están entre nosotros, disfrazados como gente normal, puede ser ese vecino cálido y cordial, esa compañera de trabajo que te da repelús pero no sabes porqué, o ese chico simpático que has conocido por Internet.

No buscan nuestra sangre, sino nuestra energía emocional, tienen el poder de exasperarnos, de ipnotizarnos de obnubilarnos la mente con promesas falsas, hasta enredarnos, para luego vaciarnos.

Al principio parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores, caen bien, nos transmiten confianza y esperamos de ellos más que del resto. Todo fachada, un espejismo, esperamos, esperamos y nada recibimos o muy poco y así nos pasamos la vida junto a ellos esperando algo que nunca llegará.

Carecen de escrúpulos para aprovecharse de nuestros esfuerzos, dinero, amor, atención, admiración, cuerpo o alma y nos utilizarán para satisfacer cualquier necesidad que experimenten en ese momento. Cuando se nos ofrecen para ayudarnos, para darnos algo, hacernos un favor..., por lo general ocultan el motivo que les impulsa a ello, les falta integridad y tienen muy poca idea de quién o qué son en realidad, se sienten confusos con su propia identidad, sólo saben qué quieren.

Cuanto más tiempo compartimos con ellos, mayor es el daño que nos provocan a nuestra autoestima, a nuestro ánimo, hasta el punto de vernos insignificantes, de sentirnos muy poca cosa.

Nadie mejor que nosotros para saber si estamos siendo anulados por uno de estos psicópatas bienintencionados. No es ninguna tontería analizar nuestras relaciones personales y comprobar si tenemos alguno de estos bichos entre nuestras amistades o familiares. Si alguien no para de exigirte hasta la saciedad y no te aporta nada, no te da nada, salvo mal sabor de boca, malestar y tristeza, no duda en chantagerate emocionalmente siempre que puede y va como víctima desvalida, no lo dudes, es uno de ellos y lo único que conseguirás es que te amargue la vida.
Fuente: "Vampiros emocionales" de J. Bernstein

martes, 21 de septiembre de 2010

Cuestiones de interés en la ley de Extranjería española en materia de violencia de género

La última reforma de la Ley Orgánica 4/2000 de 11 de enero se ha publicado en el BOE nº 299 el 12 de diciembre de 2009, entrando en vigor al día siguiente de su publicación. Ley Orgánica 2/2009 de 11 de diciembre ha despertado expectación desde mucho antes de su aprobación por el órgano legislativo.

Debemos indicar que pese a su denominación de Ley Orgánica no todos sus preceptos reviste tal rango. La Ley trata la materia de violencia de género en los arts. 19, 31 bis, 38 y 40 de los que únicamente tiene naturaleza de Ley Orgánica el art. 38.

El art. 19 sigue manteniendo su título de "Efectos de la reagrupación familiar en circunstancias especiales" y al apartado 2 añade la reforma un segundo apartado con el siguiente tenor: "En caso de que la cónyuge reagrupada fuera víctima de violencia de género, sin necesidad de que se haya cumplido el requisito anterior, podrá obtener la autorización de residencia y trabajo independiente, desde el momento en que se hubiera dictado a su favor una orden de protección o, en su defecto, informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género". Se sigue requiriendo para la reagrupación de la compañera la existencia del vínculo matrimonial en aras a que se aporte un mínimo de estabilidad de convivencia en pareja. Así una vez reagrupada la cónyuge esta puede regularizar su propia situación cuando disponga de medios económicos suficientes para cubrir sus propias necesidades. Pero este requisito se excepciona cuando es víctima de violencia de género y obtiene una orden de protección del Juez de Guardia o del Juez de Violencia sobre la Mujer. Pero incluso sin esa orden de protección bastaría un informe realizado por el Ministerio Fiscal en el que señale la existencia de indicios de violencia de género. Queda de esta forma plenamente amparada jurídicamente la situación de la esposa reagrupada al obtener la autorización de residencia y trabajo pero esta vez como derecho propio y no derivado del cónyuge reagrupante.

El art. 31 bis podemos llamarlo el artículo estrella por la cantidad de comentarios que ha originado, se ha dicho que era una novedad pero únicamente es nuevo en la Ley. La norma ha conferido rango de Ley a lo que venía siendo una practica sustentada sobre el respaldo legal de la Instrucción nº 14/2005 de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre actuación de dependencias policiales en relación con mujeres extranjeras víctimas de violencia doméstica o de género en situación administrativa irregular.
Así el art. 31 bis titulado "Residencia temporal y trabajo de mujeres extranjeras víctimas de violencia de género" dispone:
1. Las mujeres extranjeras víctimas de violencia de género, cualquiera que sea su situación administrativa, tienen garantizados los derechos reconocidos en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, así como las medidas de protección y seguridad establecidas en la legislación vigente.
2. Si al denunciarse una situación de violencia de género contra una mujer extranjera se pusiera de manifiesto su situación irregular, el expediente administrativo sancionador incoado por infracción del artículo 53.1.a) de esta Ley será suspendido por el instructor hasta la resolución del procedimiento penal.
3. La mujer extranjera que se halle en la situación descrita en el apartado anterior, podrá solicitar una autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales a partir del momento en que se hubiera dictado una orden de protección a su favor o, en su defecto, Informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género. Dicha autorización no se resolverá hasta que concluya el procedimiento penal.
Sin perjuicio de lo anterior, la autoridad competente para otorgar la autorización por circunstancias excepcionales podrá conceder una autorización provisional de residencia y trabajo a favor de la mujer extranjera. La autorización provisional eventualmente concedida concluirá en el momento en que se conceda o deniegue definitivamente la autorización por circunstancias excepcionales.
4. Cuando el procedimiento penal concluyera con una sentencia condenatoria, se notificará a la interesada la concesión de la residencia temporal y de trabajo solicitada. En el supuesto de que no se hubiera solicitado, se le informará de la posibilidad de conceder a su favor una autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales otorgándole un plazo para su solicitud.
Cuando del procedimiento penal concluido no pudiera deducirse la situación de violencia de género, continuará el expediente administrativo sancionador inicialmente suspendido.

Las ciudadanas extranjeras, con independencia de la situación administrativa en que pudieran encontrarse, disfrutan de la protección y derechos que con carácter general establece la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y el resto de medidas de protección y seguridad existentes en nuestro ordenamiento jurídico.

Para el supuesto que a una ciudadana extranjera se le incoara un expediente administrativo sancionador por infracción del art. 53.1.a de la LO 4/2000 (Encontrarse irregularmente en territorio español, por no haber obtenido o tener caducada más de tres meses la prórroga de estancia, la autorización de residencia o documentos análogos, cuando fueren exigibles, y siempre que el interesado no hubiere solicitado la renovación de los mismos en el plazo previsto reglamentariamente) el mismo deberá ser suspendido hasta la resolución del procedimiento penal beneficio que debe extenderse igualmente a las que ya tuvieran abierto un expediente sancionador por igual motivo y todo ello derivado del interés jurídico protegido por la norma.
Suspendido el expediente sancionador el legislador faculta a la extranjera víctima para que si lo desea solicite autorización de residencia y trabajo por circunstancias excepcionales en cuanto obtenga la orden protección (o informe del Ministerio Fiscal). Pero dicho expediente de solicitud de autorización de residencia y trabajo queda, igualmente, en suspenso hasta la conclusión del procedimiento penal, pero se le puede conceder una autorización provisional.
La finalización del proceso con sentencia condenatoria al agresor termina otorgando a la víctima la concesión de la residencia temporal y de trabajo solicitada en su día. Si en su momento no se solicitó por la víctima autorización de residencia y trabajo por las circunstancias excepcionales se le otorga un plazo para que lo solicite.
Si en el procedimiento penal concluido no se acredita la situación de violencia de género, el expediente administrativo sancionador, inicialmente suspendido, continuará por sus trámites. El legislador, pese a las críticas formuladas en este punto por diferentes organizaciones, se muestra respetuoso con el principio constitucional de la presunción de inocencia del denunciado.

El art. 38 de la LO 4/2000 con naturaleza de Ley Orgánica al regular la "Autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena" establece de forma imperativa en el apartado 6.d) que la referida autorización se renovará a su expiración: "Cuando concurran otras circunstancias previstas reglamentariamente, en particular, los supuestos de extinción del contrato de trabajo o suspensión de la relación laboral como consecuencia de ser víctima de violencia de género".
Finalmente el art. 40 excepciona a las víctimas extranjeras de la violencia de género en la contratación laboral de la limitación que podría afectarles por la situación nacional de empleo.
Y sustancialmente este es el tratamiento dela violencia de género en la Ley de Extranjería de la que queda pendiente su desarrollo reglamentario.


domingo, 19 de septiembre de 2010

Violencia psicológica

Se entiende como violencia psicológica, cuando una persona adopta una serie de actitudes y palabras encaminadas a denigrar o negar la manera de ser de otra persona. En este tipo de violencia no sólo se niega a la otra persona sino que se la considera como una cosa.
Existe un vínculo directo ente el comportamiento de quien agrede con injurias o actitudes hostiles y el impacto emocional negativo que tiene en la víctima.
  • Control: consiste en vigilar a alguien de un modo malévolo, la la idea de dominarlo y mandarlo. Se quiere controlar todo para imponer el modo en que se deben hacer las cosas.
  • Aislamiento: Se tiene que aislar a la persona para que la violencia pueda perpetuarse; el maltratador procurará que su vida se centre únicamente en él. El aislamiento progresivo desemboca en un control total de la persona, como sucede en las sectas.
  • Celos patológicos: El control puede traducirse en un comportamiento celoso: sospecha constante, atribución de una intención sin fundamento. Los celos se producen a partir de un sentimiento de desvalorización, el maltratador antes de ponerse en tela de juicio de sí mismo, explica su frustración por la infidelidad de su compañera.
  • El acoso: Repitiendo hasta la saciedad un mensaje a alguien se consigue saturar sus capacidades críticas y se logra que acepte cualquier cosa. Otra estrategia consiste en vigilar a la persona, seguirla por la calle, esperarla a la salida del trabajo.
  • La denigración: Se trata de atacar a la autoestima de la persona, demostrar que no vale nada, puede consistir en denigrar lo que hace, lo que es; negar sus ideas o sus emociones, reírse de ellas... La denigración sistemática provoca una ruptura de la identidad un desmonoramiento interior.
  • La humillación: Humillar, rebajar, ridiculizar es propio de la violencia psicológica.
  • Actos de intimidación: Dar portazos, romper objetos, la indiferencia, los silencios´prolongados usados como castigos..., para manifestar el mal humor constituyen actos de intimidación. Su objetivo es causar miedo en el otro.
  • La indiferencia ante las demandas afectivas: La violencia moral también es el rechazo a que otra persona te afecte, es mostrarse insensible y desatento ante la otra persona y hacer alarde de rechazo o desprecio. Es ignorar las necesidades del otro, sus sentimientos y crear a propósito una situación de carencia y frustración para mantenerlo sumido en la inseguridad.
  • Las amenazas: La anticipación de un golpe provoca tanto daño como el golpe que se asesta de verdad y esto se ve intensificado por la incertidumbre en la que se mantiene a la persona con resptecto a la realidad de la amenaza.

La violencia psicológica constituye un proceso que tiene por objeto establecer o mantener una dominación sobre la otra persona. El dominador utiliza la violencia para conservar su situación de omnipotencia. Para él la agresión sólo es un instrumento que le permite obtener o conservar lo que desea; es decir: EL PODER.

viernes, 10 de septiembre de 2010

El Carroñero de Almas


El hipercrítico es un carroñero del alma, porque su mordacidad, su ironía y su forma de herir es mortal, va directo donde más duele, donde más puede ofender y destruir. Algo que define al corrañero del alma es que jamás buscará soluciones a los problemas o defectos, únicamente le seduce, le encanta recrearse en las miserias y debilidades humanas del prójimo.

Puede imaginarse el lector casado con alguien así, para el que nunca, jamás se hace nada medianamente bien y que va despiadadamente a la caza de todos tus defectos, descuidos, lapsus..., miserias durante las 24 horas del día. Yo les digo ¡Es absolutamente isoportable!! Tú solo eres una mierdecilla que no da una, que siempre te equivocas, que no sabes hacer, decir nada ni comportarte ni vestirte..., eres atacado y ridiculizado, tu autoestima y sentimiento de comperncia no levantarán cabeza.

¿Qué hacer ante un carroñero del alma?
  1. No estar jamás disponible para este ripo de personas y huir de ellos como de la peste
  2. Ten bien presente que quien no respeta tu dignidad, carece de ella y no merece tu respeto, retírale tu amistad, tu confianza, tu amor y déjale que se pudra con sus críticas
  3. La mala crítica solo la ejercen ratas de alcantarilla que necesitan ocultar sus miserias mostrando tus defectos y presentándote como un indeseable para aparece ellos como seres estupendos
  4. La prueba más evidente de que te están haciendo una crítica destructiva, que no debes consentir, la tendrás al ver que van a por ti, a destruirte y anularte; no critica tus acciones, tu rendimiento, tu conducta, te critica a ti. Además el carroñero del alma es incapaz de encontrar lo bueno y noble que sin duda tienes como cualquier mortal.

"El lujo de ser mejores que los demás hay que pagarlo: la sociedad exige un tributo que ha de pagarse en tiras de pellejo" Jacinto Benavente



FUENTE: Aprendiz de sabio; de Bernabé Tierno

domingo, 5 de septiembre de 2010

Parón Estival


Queridos seguidores y a todas aquellas personas que dedican un poco de su preciado tiempo para leer este humilde blog.

Quería pedirles perdón por este parón estival, lo necesitaba, necesitaba desconectar un poco, el verano, mi estación favorita y un pequeño trabajo como monitora infantil me han recargado las energías y así, ahora sí, comenzar el curso con fuerzas renovadas, con las heridas más cerradas y muchas ganas.


Besos

martes, 8 de junio de 2010

Para combatir la violencia de género hay que promocionar la igualdad.

Entiendo que las políticas de igualdad son clave para combatir la violencia de género y que los mensajes y políticas de la derecha de este pais cuestionando a las instituciones que implementan estrategias para la igualdad, boicoteando el desarrollo reglamentario de las leyes o dando pábulo a la creencia de que existen miles de denuncias falsas como práctica habitual de las mujeres, no son otra cosa que una resistencia organizada a los cambios que una sociedad democrática debe promover para avanzar en una convivencia en igualdad y libre de violencia.


Estas campañas fomentan el silencio y limitan o impiden la toma de conciencia social sobre un problema más grave, en términos de vidas humanas, que el terrorismo político.


Las consecuencias de estas campañas de ataque a leyes fundamentales para conseguir erradicar la violencia que cuesta la vida a decenas de mujeres cada año son impredecibles. Por tanto es el momento de exigir RESPONSABILIDAD política y social ... pasalo!!!.

lunes, 24 de mayo de 2010

Formas y manifestaciones de la violencia contra la mujer: Dentro de la familia

La violencia contra la mujer asume numerosas formas distintas, que se manifiestan de manera continua, múltiples, interrelacionadas y a veces recurrentes. Puede comprender violencia física, sexual y psicológica - emocional, explotación y abuso de carácter económico..., ejercidos en diversos escenarios privados o públicos y en el mundo globalizado de hoy, trascendiendo las fronteras nacionales.

Dar nombre a las formas y manifestaciones de la violencia contra la mujer es un paso importante para llegar a reconocerlas y hacerles frente.

Las formas y manifestaciones de la violencia contra la mujer varían según los distintos contextos sociales, económicos, culturales y políticos. Puede ocurrir que la importancia de algunas crezca mientras las de otras disminuyan, a medida que las sociedades pasan por cambios demográficos, reestructuración económica y movimientos sociales y culturales. Por ejemplo, las nuevas tecnologías pueden generar nuevas formas de violencia, como el acecho, ocoso por Internet o por teléfono móvil. En consecuencia, ninguna lista de formas de violencia contra la mujer puede ser exhaustiva y los estados deben reconocer el carácter cambiante de la violencia contra la mujer y reaccionar ante las nuevas formas a medida que se las va reconociendo.

Violencia contra la mujer dentro de la familia


Las formas de violencia que puede experimentar una mujer dentro de la familia durante su vida comprenden desde la violencia antes del nacimiento hasta la violencia contra las mujeres ancianas.

Entre las formas de violencia contra la mujer en la familia que se detectan corrientemente figuran las siguientes:

  • Los golpes y otras formas de violencia dentro de la pareja, en particular la violación en el matrimonio
  • La violencia sexual
  • La violencia relacionada con la dote
  • El infanticidio femenino
  • El abuso sexual de las niñas en el hogar
  • La ablación o mutilación genital femenina y otras prácticas tradicionales nocivas para las mujeres
  • El matrimonio precoz
  • El matrimonio forzado
  • La violencia no proveniente de la pareja
  • La violencia cometida contra las trabajadoras domésticas, y otras formas de explotación.

Fuente: (Estudio sobre las formas de violencia hacia las mujeres O.N.U.)

jueves, 6 de mayo de 2010

Dos de cada diez niños maltratados se convierten en maltratadores

Los niños que viven la violencia machista en casa, unos 800.000 en España según el Ministerio de Igualdad, desarrollan problemas de base neurobiológica, cognitivos y emocionales, según un estudio del Centro Reina Sofia de estudio de la violencia. Algunos de los resultados de este estudio, que se presentará a finales de año, se desprende que dos de cada diez niños han sido maltratados o testigos de la violencia de género se convierten en maltratadores por lo que se denomina "transmisión generacional de la violencia.


Cuando se analiza a los maltratadores, entre cuatro y cinco de cada diez, reconocen haber vivido en un ambiente de violencia machista o haber sufrido directamente los malos tratos por parte de sus padres durante la infancia.


Otro estudio puesto en marcha por el Centro Reina Sofía con jóvenes infractores de la Comunidad Valenciana reveló, además, que la cuarta parte de los jóvenes que tienen modelos próximos de violencia, presentan esta transmisión intergeneracional, pues un 40% agrede a su madre u otras mujeres de su familia, el 23,3% a los padres (ambos), el diez por ciento a su pareja o ex pareja y el tres por ciento a su hijo. El 30 por ciento restante suele agredir a otras personas de su entorno.


El maltrato daña hasta extremos inimaginables a los niños, provocándoles en numerosas ocasiones distorsiones cognitivas acerca del mundo o distorsiones emocionales y se deben a que los malos tratos no dejan inmune la biología que subyace a estos procesos.


Los niños que observan la violencia desarrollan mucho estrés, produciendo una hormona en sangre (cortisón) cuya sobreabundancia daña estructuras cerebrales que están ligadas al control de la conducta agresiva o violenta, como son las amígdalas y el hipocampo.


Además, estos niños pueden tener distorsiones cognitivas de cómo relacionarse en la pareja, porque de la observación de la violencia en el marco de la pareja, pueden aprender que la violencia es un recurso que puede usarse para la resolución rápida y efectiva de problemas y de conflictos, también desarrollan una baja autoestima por sentimiento de culpabilidad y el comportamiento violento hacia compañeros.


El Centro Reina Sofía estima que el 40 por ciento de los hijos de víctimas de violencia de género han sido testigos de ella, mientras que un 21,3 por ciento ha sufrido directamente malos tratos y tres de cada diez, han sido a la par víctimas y testigo. En el año 2008, los niños estaban presentes en el doce por ciento de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas.

martes, 4 de mayo de 2010

El papel de los hombres en la violencia de género

Uno de los mayores éxitos de la cultura patriarcal es haber hecho del artificio omnipresente del androcentrismo algo que, por natural, resulta invisible, de manera que la identificación de los valores culturales no se ha hecho con los hombres, sino con lo general. Y, del mismo modo que la violencia como conducta social se ha hecho invisible, cuando se han conocido los casos, especialmente durante estos últimos años, los autores de los mismos, los hombres responsables de cada uno de ellos, también han permanecido invisibles. No han sido negados, puesto que este mecanismo sería, como ya hemos visto, ineficaz, sino apartándolos, expulsándolos del grupo de hombres representado como el estándar social. De manera que cada uno de los agresores ha sido considerado como un loco, un psicópata o alguien que estaba bajo los efectos de sustancias tóxicas –bien alcohol o cualquier tipo de droga–, y la mejor manera de demostrar esto era la propia agresión hacia la mujer, algo considerado como anormal o patológico (Lorente, 2004).

Siempre que se habla de violencia de género se habla de mujeres, de lo que ellas hacen o dejan de hacer, de por qué lo hacen o por qué no lo han hecho, de cómo es posible que hayan aguantado tanto o de cómo se desdicen después de haber dado ese paso… todo son preguntas que guardan respuestas que, de alguna manera, cuestionan la conducta de las mujeres ante la violencia que sufren. Pero muy pocas veces se lanzan cuestiones sobre el elemento principal, sobre los hombres que ejercen esa violencia y sobre los objetivos que persiguen y las motivaciones de las que parten. El hombre vuelve a ser el gran ausente en unas conductas protagonizadas por él, para así evitar su responsabilidad social, tanto en la construcción de las conductas, como en la autoría de los casos. Al hablar del hombre como autor de las agresiones, no debemos incurrir en un nuevo error, y ocultar con él al hombre, o a los hombres, como responsable de la violencia de género.
Es la cultura patriarcal, aquélla desarrollada por los hombres tomando como referencia sus propios elementos, valores y deseos, e identificada con la generalidad y lo natural, para así hacer de la masculinidad la cultura, la que parte de una concepción jerarquizada que lleva a la desigualdad y, en consecuencia, a la resolución de los conflictos de manera violenta, pues si existe desigualdad significa que hay una posición con más poder que otra, y, habitualmente, quien está en una posición de poder renuncia a resolver los problemas de manera consensuada y recurre a la imposición para obtener beneficios particulares, algo que, si además está legitimado por el componente cultural, no sólo parece natural, sino que además resulta invisible (Hilberman, 1980; Connell, 1995).

Es por ello que los hombres y la masculinidad tienen una doble responsabilidad en la violencia de género, que han de asumir para la solución definitiva del problema y hacia la que hay que dirigir medidas específicas, pues, de lo contrario, lo que interpretan como un conflicto permanecerá y sus manifestaciones se agravarán.

Fuente: (Violencia de género, educación y socialización: acciones y reacciones; Miguel Lorente Acosta)

domingo, 2 de mayo de 2010

¿Y TÚ, QUÉ HARÍAS?

La violencia contra las mujeres maduras se manifiesta contra su sentimiento, en lo interno; contra su cuerpo en lo físico y contra su actividad en la vida social. En cuanto a lo afectivo, para las mayores, se anuncia la tradicional desvalorización de las mujeres por la cesación de su capacidad reproductora, acompañada de la supuesta disminución de la respuesta erótica femenina.


Los tipos de vejaciones que contempla la violencia de género son variados: abusos, malos tratos físicos, psicológicos, sociales y económicos. Sin embargo, la mayoría de ellos presentan un punto en común: hacen valer la superioridad del hombre sobre la mujer, poniendo de manifiesto una desigualdad de poder, y con ello, la discriminación de la mujer respecto al hombre.


Las cifras oficiales son aterradoras y aún así hay que considerarlas con gran cautela, sobre todo, en las mujeres de mayor edad, ya que un gran número de casos de maltrato no sale de las puertas del hogar. De estos casos, es de los que menos se sabe, ya que existen una serie de factores, entre otros, la educación recibida por este grupo de población que hace que aumente el grado de vulnerabilidad de las propias víctimas a la hora de denunciar.

Este grupo de maltratadas contrajo matrimonio bajo unas premisas en las que las mujeres tenían que obedecer a sus maridos, callar, no protestar y aguantar por el bien de la familia. Además de las dificultades relacionadas con la socialización recibida por las víctimas (sobrevaloran el matrimonio, la familia, no aceptan su fracaso matrimonial, niegan el problema, tienen miedo de afrontar las responsabilidades solas, ...), esas víctimas encuentran numerosas dificultades, tales como: de tipo económico: (son dependientes, no tienen un lugar a dónde ir, carecen de medios económicos o no reciben pensión, ...); de tipo afectivo (sienten pena del agresor, creen que él las quiere, no tienen apoyos suficientes en los familiares y amigos para abandonarlo, ...); dificultades que son consecuencias psicológicas del maltrato recibido (tienen destruida su confianza, su autoestima, no responden, se bloquean, no reaccionan, son incapaces de dar respuesta a las agresiones que están sufriendo, se culpabilizan de la situación, temen que la denuncia no surta efecto, que la sociedad las mire mal, sienten presión y vergüenza por parte de la familia, amigos, ...). Este cúmulo de circunstancias provoca que las mujeres de mayor edad sean las que menos denuncian, las que más aguantan y de las que menos se sabe. A esto hay que añadir que muchas de estas mujeres llevan viviendo en esta situación durante muchos años, lo que les lleva en ocasiones a la normalización de la violencia y a interiorizar el maltrato hasta al punto de no considerarlo como tal.

¿Y tú, qué harías?. Ponte en su lugar y piensa que estás encerrada con alguien con quien llevas viviendo la mayor parte de tu vida, de quien dependes emocional y económicamente, y ese alguien es en en el que has puesto toda tu confianza, tus expectativas personales y sociales, tus esperanzas e ilusiones. Es la persona con quien has decidido compartir tu vida, con la que has elegido tener tus hijos, con la que de cara a la sociedad todo debería ser perfecto, y ese alguien (el maltratador) te falla, y no podemos olvidar que estás solas, aislada, sin ayuda de nadie. Duro ¿Verdad? No es fácil romper con todo en la vida para nadie, pero es más difícil aún, cuando el sentimiento que gobierna tu vida es el miedo.

Los malos tratos a mujeres de mayor edad requieren una respuesta urgente. El cambio de mentalidad basado en la igualdad del hombre y la mujer es fundamental y debe hacerse desde la educación. Es la barrera que debemos atravesar.


Debemos aprender a manifestar públicamente nuestro rechazo a la violencia contra las mujeres, debemos asumir que tenemos la obligación de intervenir prestando una especial atención a las víctimas de violencia de género y en particular a este colectivo especialmente vulnerable por los factores culturales, sociales y económicos en los que han crecido.


Deben ponerse a disposición de las víctimas los recursos y apoyos suficiente: acceso preferente a residencias de mayores o a viviendas de protección oficial, ayudas asistenciales y económicas, así como reforzar las medidas de protección.

La sociedad ha tomado conciencia de que hay que seguir avanzando en lograr la verdadera igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres para erradicar de una vez por todas la violencia contra las mujeres.


jueves, 29 de abril de 2010

INTERNAN A UNA NIÑA DE 5 AÑOS EN UN CENTRO DE MENORES PARA FORZAR LAS VISITAS CON SU PADRE.

Me hago eco de este comunicado que he leído en el blog "Maltrato y violencia".
COMUNICADO

Asociación Pro Derechos del Niño y la Niña
VILLARREAL

INTERNAN A UNA NIÑA DE 5 AÑOS EN UN CENTRO DE MENORES PARA FORZAR LAS VISITAS CON SU PADRE.

28.04.2010

Una niña de 5 años lleva más de un mes aislada e incomunicada de su madre, de su colegio, etc. en un centro de menores para forzar un régimen de visitas con el padre al que no ve desde su nacimiento.
La orden fue emitida por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de la ciudad castellonense, y ejecutada por la Policía Nacional el día 23 de Marzo.

Fuentes del caso informan que la niña lo está pasando muy mal y que la imposición de visitas al padre en tales circunstancias le está provocando rechazo y ansiedad.
Desde el centro de menores de la Generalitat Valenciana se ha informado al Juzgado de la conveniencia de que la niña vea a su madre. A pesar de ello el Juzgado mantiene la medida.

Por esa razón la Fiscalía de Castellón sintiéndose obligada a plantearse la repercusión que pueda tener en la niña la separación drástica de su madre, y considerando "negativo y contraproducente" el aislamiento al que está sometida, insta al Juzgado de Primera Instancia nº 3, a que se restablezca la comunicación entre ambas.

QUERELLA CRIMINAL CONTRA LA JUEZA DE VILLAREAL:
La madre acusa a la Jueza María Fernanda Tejero Seguí de prevaricación, injurias y calumnias y ya ha interpuesto la correspondiente querella criminal.


VALORACIÓN DE PRODENI

Se da la circunstancia de que el padre no ha visto a su hija prácticamente desde que nació fruto de una corta relación de pareja de hecho, y que la pretensión actual de establecimiento de visitas ha chocado con la falta de vínculo de la menor, obligada a relacionarse con una persona desconocida. A tal efecto, según fuentes de la madre, desde el Punto de Encuentro Familiar se constató la imposibilidad de llevar a cabo los encuentros sin una previa preparación, siendo esa y posteriores circunstancias de rechazo de la menor las que motivaron a la Jueza a disponer un cambio de medidas, estableciendo la custodia compartida quincenal entre ambos progenitores, cuyo efecto no pudo producirse, como la propia titular del Juzgado reconoce en su auto de 25 de Marzo 2010:

"(Š) porque un traslado directo de esa guarda y custodia a favor del padre podría resultar perjudicial para la menor atendido el hecho de que ésta no tiene contacto alguno con el mismo, prácticamente desde que nació".

Sorprende sobremanera advertir que en el mismo auto donde dice lo anterior, disponga encerrarla en un centro de menores y aislarla de su madre para imponerle las visitas con la persona que no conoce, sin apelar al perjuicio que una medida de tal calibre le pueda ocasionar.

Semejante incongruencia de efectos devastadores en una niña de 5 años, que ve rota su normalización y estabilidad familiar para dar satisfacción a los intereses de una parte, desacredita a la juzgadora y pone en cuestión su autoridad, pues estando sometida al imperio de la ley conculca los sagrados derechos de la menor, pudiendo incurrir en alguna figura delictiva, tal como la parte de la madre, establece en su querella criminal.

Es así que la decisión de cortar drásticamente la relación de la niña con su madre y mantenerla aislada en un centro de menores para iniciar las visitas con un padre al que no ve prácticamente desde su nacimiento, choca frontalmente con las garantías jurídicas que benefician a la menor en cualquier causa o litigio en que se vea afectada, pues la ley establece la primacía de su interés superior sobre cualquier interés de parte (Convención de los Derechos del Niño, Art. 3; Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor 1/96, art. 2). Interés superior que no es otra cosa que la plena satisfacción de sus derechos, y no lo que se le ocurra a cada señoría de turno, cuando ordena acciones que en vez de proteger derechos, flagrantemente los conculcan.

Conviene recordar la doctrina jurídica sentada por la Sala Civil del Tribunal Supremo de Junio de 2009, que dispone que antes de llevarse a efecto cualquier medida de cambio de familia, titularidadŠ de un menor, se tengan en cuenta por encima de cualquier otro interés de parte, sus circunstancias personales, perjuicios a su salud, estabilidad, educación, etc. Doctrina de la que parece tan alejada María Fernanda Tejero Seguí cuando ha dispuesto una actuación tan contraria a los derechos de esa niña, o, en palabras del propio Fiscal: "Negativa y contraproducente".

Para más información, consultar con la madre: CRISTINA Tfnos: 622 38 21 04 y 964 533 906
(Fuente: Blog Maltrato y violencia)

martes, 27 de abril de 2010

Pasos del proceso de recuperación

El cículo vicioso del maltrato se puede, romper y de él se pude salir. Es difícil, duro y doloroso, pero merece la pena soberanamente. Se recupera la dignidad, más fortalecida como persona y sobre todo vuelve a tomar las riendas de su vida, que nunca debió perder.

Una mujer que sufre violencia puede salir de esta situación cuando...

  • Pone nombre a lo que le está sucediendo y al daño producido por la situación de violencia.
  • Deja de sentirse culpable por la violencia ejercida contra ella.
  • Recupera su autoestima, aprende a establecer límites y recupera su capacidad crítica.
  • Redescubre sus recursos personales, familiares, sociales, laborales,...
  • Recobra la confianza en sí misma.
  • Deja de negar y ocultar la realidad de la violencia.
  • Recupera su equilibrio emocional.
  • Deja atrás el miedo y la vergüenza.
  • Afronta el futuro con seguridad y esperanza.
  • Mejora su estado de ánimo
  • Aprende a controlar la indignación y el enfado.
  • Recobra su independencia, autonomía, individualidad y libertad personal.
  • Retoma las relaciones positivas con su entorno.
  • Vuelve a sentirse una persona digna.
  • Recupera su identidad personal.
  • Reelabora un nuevo proyecto de vida.
  • Su salud física mejora.
  • Se recupera de las lesiones psicológicas -estrés traumático- y las secuelas emocionales.
  • Se le da apoyo institucional, legislativo y social.
  • Tiene credibilidad ante la sociedad.

Una mujer que sufre violencia puede salir de esta situación cuando vuelva a recuperar el control de su vida.

























lunes, 26 de abril de 2010

Dificultad de la mujer maltratada para revelar su victimización

En teoría puede parecer que es relativamente fácil identificar los malos tratos, en la práctica no lo es tanto. Muchas mujeres maltratadas no tienen conciencia de su victimización, tal y como se observa en la encuesta de población realizada en España –más de un millón de mujeres víctimas de violencia doméstica no se consideraban como tal, a pesar de haber sufrido agresiones (insultos o amenazas, empujones o golpes, comportamientos de dominación y control,…) y, en otros casos, no desean revelar que son víctimas de maltrato.


En este sentido, existe una tendencia a que las mujeres maltratadas no informen acerca de su victimización (Goldberg y Tomlanovich, 1984; Stark y Flitcraft, 1988).


Razones por las que un elevado porcentaje de mujeres maltratadas oculta o tienden a ocultar su victimización (Amor, 2000):


Diferentes miedos de la mujer maltratada

  • A la venganza por parte del maltratador (penurias económicas, aumento de la gravedad del maltrato, etc.).
  • Al estigma que conlleva ser considerada “víctima” de maltrato doméstico.
  • A ser culpada por su victimización.
  • A sufrir consecuencias psicológicas por la revelación (por ejemplo, depresión o ansiedad debido al recuerdo del maltrato).

Historia negativa a partir de revelaciones previas

  • La absolución del agresor en algún juicio.
  • El incremento de los malos tratos o el riesgo de ser asesinada por el maltratador.
Información negativa acerca de la revelación
  • Casos de violencia muy grave que aparecen en los medios de comunicación.
  • Victimización secundaria, falta de apoyo institucional, etc.
Dificultades para recordar aspectos relacionados con su victimización
  • Amnesia psicógena.
  • Estados disociativos.
  • Creencias o sentimientos de la mujer
  • Sentimientos de culpa o de vergüenza (la mujer puede sentirse provocadora del maltrato, hablar del maltrato sexual no resulta nada fácil, etc.).
  • Creencias culturales distorsionadas (por ejemplo, "el verdadero maltrato es el físico", "el maltratador con el tiempo se calmará", etc.)
Aislamiento en el que se encuentra la víctima
  • Físico
  • Psicológico
  • Familiar
  • Social
Todos estos aspectos llevan a gran parte de las mujeres maltratadas a minimizar, ocultar o incluso a negar el maltrato del que son (o han sido) objeto. Habitualmente tardan mucho tiempo, (la media está entre 5 y 10 años), en revelar lo que ocurre y en acudir en busca de ayuda, porque con anterioridad -y como es lógico- la mujer suele intentar resolver el problema mediante respuestas individuales. En cambio, cuando se sienten incapaces de resolver la situación por sí mismas, suelen recurrir a familiares (suyos o de su pareja), amigos, vecinos..., o a instituciones que les pueden dar apoyo y ayuda legal, terapéutica, etc.

Otro aspecto de interés es que las mujeres maltratadas recuerdan con precisión el primer episodio de maltrato físico, pero no el inicio del maltrato psíquico, ya que su comienzo es más sutil, imperceptible y se hace más difícil el poder situarlo en el tiempo. Obviamente, cuando existen amenazas claras de muerte, penurias económicas, chantajes, vejaciones, etc., la percepción de peligrosidad que la mujer tiene es mayor. Asimismo, el estado psicológico generado en las víctimas derivado del maltrato –baja autoestima, sintomatología depresiva, aislamiento social, etc.- facilita un grado de confusión en cuanto a su victimización.

Finalmente, algunos estereotipos sociales contribuyen a que las víctimas oculten su victimización. Por ejemplo, la consideración de que “la violencia familiar atañe al ámbito de lo privado” es uno de los que más cuesta desterrar de nuestra sociedad. También existen expresiones (refranes, dichos populares, chistes, etc.) que de algún modo justifican o minimizan la violencia contra las mujeres. Como aspecto positivo cabe señalar que cada vez hay un mayor rechazo social de los comportamientos violentos, y de que no se puede utilizar el concepto de intimidad -zona espiritual íntima y reservada de una persona o de un grupo, especialmente de una familia- para justificar los comportamientos vejatorios del individuo agresor puertas adentro. Dicho de otra forma, una cosa es la intimidad entre los miembros de una familia, y otra muy distinta la violencia doméstica.