sábado, 27 de febrero de 2010

Mitos del amor romántico: el libre albedrío

Creer que nuestros sentimientos amorosos son absolutamente íntimos y no están influidos por factores socio biológicos, culturales, ajenos a nuestra voluntad y conciencia. Aceptar este mito supone no reconocer las presiones biológicas, sociales y culturales a las que las personas estamos o podemos estar sometidas, lo cual puede llevar a consecuencias negativas como exceso de confianza, culpabilización,…

Como broche final al apartado de los mitos románticos diré que estas creencias distorsionadas envueltas en amores de pedestal, están profundamente arraigadas en la mente de muchos que sufren y se frustran cuando se enfrentan a una realidad sentimental que no coincide con esos “mitos románticos”, que como verdades absolutas e incuestionables se les han impuesto desde la niñez.

Algunos de estos se transmiten de una generación a otra y otros se van insertando a través de las idealizaciones que sobre el amor nos vende el cine, las telenovelas, las novelas románticas…, otros se cuelan por los patios de recreo de los adolescentes, etc., sea por una vía o por otra, el caso es que el amor está en el aire y las falacias sobre él por lo visto también.

Es hora de empezar a cuestionar activamente estos esquemas generalizadores con los cuales algunos miden si su compañero o pareja da o no da la talla, y que en el fondo desvirtúan el concepto sano de relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario