miércoles, 17 de febrero de 2010

Mitos del amor romántico: El prícipe azul

El Príncipe azul

Este mito alude de manera simbólica al patrón “chico salva chica” y en las chicas funciona alentando una actitud pasiva, de espera y de sumisión. También indica la búsqueda de un patrón de chico concreto que contenga todos los estereotipos de la masculinidad tradicional: “valiente”, “guapo”, “osado”, “caballeroso”. Hombre papel activo, sujeto, frente a mujer papel pasiva, objeto.

Esta creencia, que tiene sus raíces firmemente arraigadas desde los cuentos de hadas, tales como la bella durmiente , se refiere a la ilusión que toda mujer abriga en su inconsciente que en algún momento conocerá a su príncipe encantado, será un perfecto caballero, dulce, atento, diferente y mucho mejor que el resto de los mortales masculinos, que una vez encontrado terminarán sus sufrimientos y tendrá una vida feliz, amorosa y armoniosa.

Desnudando al príncipe azul


Esta teoría tiene algunos puntos débiles que la desacreditan

  1. Las personas somos seres enteros, y por lo tanto, la pareja no nos completa sino que nos complementa y acompaña.
  2. El amor no puede ser una conexión instantánea y telepática por la sencilla razón de que no se encuentra, sino que se construye. Y esto se hace día a día, puliendo la relación, limando las diferencias, negociando los conflictos y aceptando defectos propios y ajenos. En definitiva, compartiendo éxitos y fracasos.
  3. Es posible amar a más de una persona a lo largo de nuestra vida. Por lo tanto, no existe un único ser destinado a nosotros.
  4. Sólo tú te salvas a ti misma. No debes cargar en la otra persona la solución de tus dificultades, barreras, complejos y miedos. Además, la pareja no puede ser un corcho que llene el vacío de una vida insatisfactoria.

Es una creencia infantil debido a que las personas tenemos dos lados, aquel luminoso de cualidades y otro lado más sombrío con defectos. Ambos lados son inherentes a toda persona. El saber, aceptar y reconocer en una misma esos dos lados, sobretodo nuestra sombra, nos ayuda a tener una relación de pareja adulta donde estaremos en condiciones de lidiar con los conflictos que se presenten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario