lunes, 19 de abril de 2010

Cambio de Actitud

Si después de romper la relación con un maltratador sea físico o psicológico, continuamos centrando nuestra atención en él, en sus mensajes, sus llamadas,... estamos perdiendo tiempo y energías muy preciadas para centrarnos en nosotras mismas y seguiremos enganchandas psicológica y emocionalmente a él, dilantando el proceso de curación de las heridas emocionales.

Él Sabe exactamente qué decir para hacerte sentir culpable o responsable de todo lo que ha sucedido, su objetivo es confundirte para poder mantener el control sobre ti y sobre tu vida.


Si nosotras centramos la atención en ellos caeremos y en sus trampas, nos pasaremos toda la vida hablando del maltratador, que es exactamente lo que desean que hagamos. De esta manera, les estamos cediendo poder, cierta autoridad y control sobre nosotras. De alguna manera, les estamos dando permiso para hacer lo que mejor saben: controlarlo todo. “Nosotras les otorgamos ese poder de control”.


Por consiguiente, “somos nosotras” quienes podemos elegir centrar la atención en nosotras mismas y cambiar nuestra actitud. Al dirigir nuestra energía y concentrarnos en nuestras necesidades, comenzamos a dedicar nuestro tiempo y nuestros esfuerzos en nuestro proceso de curación. Este cambio de atención de ellos a nosotras, es un cambio de actitud muy importante, pues nos permitirá recuperar el control sobre la situación y sobre nuestras vidas.


No debemos olvidar que los sentimientos y las necesidades de las víctimas no son importantes para un maltratador, porque no le importa el daño que haya hecho, sólo le importa satisfacer sus necesidades y, en la mayoría de los casos, necesitan a la víctima para lograr sus objetivos. No sienten ninguna compasión, y queda muy claro, que un maltratador no ayudará a una víctima a sobreponerse del maltrato que ha sufrido. Es posible que monte una farsa, haciéndole creer que sólo él la comprende y le puede ayudar, que no puede vivir sin ella y se muere de pena, pero el único propósito de sus cuentos es retener a la víctima a su lado, que le dé una segunda oportunidad o que vuelva a confiar en él. El maltratador no ayudará a la víctima a terminar con una relación abusiva.

De modo que dejar de centrar la atención en el maltratador, porque simplemente no cambiará de actitud.


Pero tú sí podes cambiar.

Por mucho que duela el maltrato psicológico, el físico el emocional..., por muy injusto que sea haber sido engañada, abusada, maltratada..., por favor, concentra tu atención en ti misma. Deja de centrarla sobre él. Dejea de pensar en lo injusto que ha sido contigo, deja de pensar que tiene que cambiar y cambia tu propia actitud.

Esto no es fácil, porque requiere mucho esfuerzo y fuerza de voluntad, pero si una no se ayuda, ¿Quién lo hará?, el maltratador seguro que no no.


Enfócate en tus necesidades, en tus virtudes o fortalezas, concéntrate en tu propio bienestar, centra tu atención en aquellas cosas que necesitas cambiar en tu vida.


No le cuentes nada de tu cambio de actitud. Aprende a respetar tu privacidad, dedícate tiempo para honrar tus sentimientos comienza a cambiar lenta y paulatinamente. Deja atrás lo que no te sirve, dejar atrás lo que pasó, no significa “perdonar” u “olvidar”, simplemente significa superar una situación, dejar de vivir dentro del ciclo del maltrato, dejar la piel de víctima y “cambiar el enfoque y la actitud” frente a tu propia vida.


Tienes el poder de cambiar tu vida, el maltratador no.


No permitas que nadie y mucho menos un maltratador te quite ese poder. No entregues tu poder personal a un maltratador. No le regales tu poder personal a nadie, es tuyo, es tu vida. Tú eres la persona que está sufriendo, eres quien necesita recuperar la confianza en ti misma y reconstruir tu autoestima.


¿Realmente crees que un maltratador te tenderá la mano para que puedas alcanzar tus metas personales con éxito? No. No te ayudará a reconstruir tu autoestima, tampoco te ayudará a recuperar la confianza en ti misma y mucho menos a tener éxito.


De modo que, empieza a pensar en ti misma. Olvídate del maltratador, porque tú necesitas toda tu atención; el maltratador no.

1 comentario:

  1. Y cuando hay hijos y el los utiliza? Porque no hay artículos de ellos utilizan a los niños??

    ResponderEliminar