domingo, 19 de septiembre de 2010

Violencia psicológica

Se entiende como violencia psicológica, cuando una persona adopta una serie de actitudes y palabras encaminadas a denigrar o negar la manera de ser de otra persona. En este tipo de violencia no sólo se niega a la otra persona sino que se la considera como una cosa.
Existe un vínculo directo ente el comportamiento de quien agrede con injurias o actitudes hostiles y el impacto emocional negativo que tiene en la víctima.
  • Control: consiste en vigilar a alguien de un modo malévolo, la la idea de dominarlo y mandarlo. Se quiere controlar todo para imponer el modo en que se deben hacer las cosas.
  • Aislamiento: Se tiene que aislar a la persona para que la violencia pueda perpetuarse; el maltratador procurará que su vida se centre únicamente en él. El aislamiento progresivo desemboca en un control total de la persona, como sucede en las sectas.
  • Celos patológicos: El control puede traducirse en un comportamiento celoso: sospecha constante, atribución de una intención sin fundamento. Los celos se producen a partir de un sentimiento de desvalorización, el maltratador antes de ponerse en tela de juicio de sí mismo, explica su frustración por la infidelidad de su compañera.
  • El acoso: Repitiendo hasta la saciedad un mensaje a alguien se consigue saturar sus capacidades críticas y se logra que acepte cualquier cosa. Otra estrategia consiste en vigilar a la persona, seguirla por la calle, esperarla a la salida del trabajo.
  • La denigración: Se trata de atacar a la autoestima de la persona, demostrar que no vale nada, puede consistir en denigrar lo que hace, lo que es; negar sus ideas o sus emociones, reírse de ellas... La denigración sistemática provoca una ruptura de la identidad un desmonoramiento interior.
  • La humillación: Humillar, rebajar, ridiculizar es propio de la violencia psicológica.
  • Actos de intimidación: Dar portazos, romper objetos, la indiferencia, los silencios´prolongados usados como castigos..., para manifestar el mal humor constituyen actos de intimidación. Su objetivo es causar miedo en el otro.
  • La indiferencia ante las demandas afectivas: La violencia moral también es el rechazo a que otra persona te afecte, es mostrarse insensible y desatento ante la otra persona y hacer alarde de rechazo o desprecio. Es ignorar las necesidades del otro, sus sentimientos y crear a propósito una situación de carencia y frustración para mantenerlo sumido en la inseguridad.
  • Las amenazas: La anticipación de un golpe provoca tanto daño como el golpe que se asesta de verdad y esto se ve intensificado por la incertidumbre en la que se mantiene a la persona con resptecto a la realidad de la amenaza.

La violencia psicológica constituye un proceso que tiene por objeto establecer o mantener una dominación sobre la otra persona. El dominador utiliza la violencia para conservar su situación de omnipotencia. Para él la agresión sólo es un instrumento que le permite obtener o conservar lo que desea; es decir: EL PODER.

2 comentarios:

  1. Yo solo se que muchas de esas acciones producen destruccion mental emocional psicologico espiritual.. la persona acava siendo un zombi no puede ni pensar y para colmo esta permitido y consentido muchas ..no puedes hacer nada y te duele el cuerpo muchusimo ka cabeza agotamiento terrioble el miedo te acecha a todas horas ..y no saves q hacer para q dejen de tratarte mal porque no saves que has hecho para merecerlo andas entre la culpa es un infierno.

    ResponderEliminar
  2. Llevas una vida normal y de repente empuezan ainsultarte pierdes todo echan meados en la puerta de casa.. criticas constantes y eso agota hasta pensar en.. estoy muy cansada enhirabuena salvajes chacales.

    ResponderEliminar