miércoles, 13 de octubre de 2010

Tipos de Vampiros Emocionales: Histriónicos

HISTRIÓNICOS: "El mundo del Espectáculo"
Subtipos:
  • Actorcetes
  • Pasivo-Agresivos
Los Vampiros Histriónicos viven para conseguir atención y aprobación. Histriónico significa TEATRAL. Todo lo que vemos de estos sujetos no es más que un espectáculo y bajo ningún concepto es lo que recibiremos de ellos. Son expertos en ocultar sus propias motivaciones, creen que jamás hacen algo inaceptable, como cometer errores o albergar malos pensamientos hacia los demás, sólo son personas agradables que quieren ayudar. Si cuestionamos este aspecto, lo más probable es que suframos mucho.

Es asombroso el daño que pueden causar las personas agradables, lo que debemos entender es que su conducta va más dirigida a engañarse a sí mismos que a engañarnos a nosotros.

  • Los Actorcetes: harán cualquier cosa por llamar la ATENCIÓN. Tratan de conseguir la máxima atención posible y poco les importa que sea positiva o negativa. Hacer que se fijen en uno es un deporte competitivo y los Vampiros Actorcetes son los verdaderos profesionales. Algunos han descubierto que si son lo bastante descarados pueden obtener el doble de atención, tanto de la gente que los odia como de aquellos que los adora. Si los criticamos y olvidamos los halagos que creen merecer sufriremos sus pataletas. Emplean los exabruptos tanto como arma y amenaza. Sin embargo las lágrimas son su especialidad.
  • Los Pasivo-Agresivos: anhelan la APROBACIÓN. Siempre están haciendo lo que se supone deben hacer, pensando lo que se supone tienen que pensar y sintiendo lo que se supone deben sentir. Puede que se pregunten cómo unas personas tan agradables pueden crear problemas a alguien. La respuesta es sencilla: lo que no sepan no puede hacernos daño. Se han creado un papel para sí mismos, en sus mentes son buenos niños, ansiosos por complacer y siempre dispuestos a hacer más de lo les corresponde. Sencillamente no ven nada en sí mismos que consideren inapropiado o que no se pueda amar. Eso es lo que los hace peligrosos. Sufren rabietas apasionadas, cuando están molestos lo demuestran poniéndose enfermos, malinterpretando nuestras instrucciones o hablado de nosotros con otra persona. Si nos enfadamos nos reconsideraran abusadores justificando así, adoptar represalias contra nosotros.
Fuente: "Vampiros Emocionales" de Albert J. Bernstein

No hay comentarios:

Publicar un comentario